Una de las mejores formas para conocer un territorio es ponerse al volante y adentrarse a descubrir cada rincón con total libertad. El vehículo no será un problema si valoras la opción de elegir un coche de renting, con una cuota fija que incluye absolutamente todos los gastos, como impuestos y seguros, salvo el combustible.

No resulta nada complicado, ya que para ello puedes realizar esta gestión de forma online a través de plataformas como Vamos, que ofrecen esta posibilidad para particulares, autónomos y empresas. El vehículo te lo llevan gratis a la dirección que desees. Solo tendrás que hacer tus planes para disfrutar de nuestro país y de la carretera. Así que hoy te proponemos algunas de las mejores rutas por España para recorrer en coche y vivir tu propia aventura.

Ruta en coche por los Picos de Europa 

Covadonga

Mediante el renting puedes alquilar cualquier tipo de turismo, pero si vas a realizar un recorrido por la montaña, como este por los Picos de Europa en su vertiente asturiana, te aconsejamos que elijas algún todoterreno como los de la marca Jeep, que puedes disfrutar de esta forma sin entrada ni fianza.

Para esta ruta por Picos de Europa, de unos 162 kilómetros, necesitarás varios días, aunque siempre puedes aventurarte con tu 4×4 por más caminos en torno a este itinerario principal y alargar tu experiencia. Se inicia en Ponga hacia Sames y puedes acercarte a recorrer el espectacular desfiladero de los Beyos, en la N-625. Cangas de Onís es el siguiente destino, con su popular mercado y sus tiendas con productos típicos de la zona. Te aconsejamos que reserves un día completo para la siguiente parada: el Real Sitio de Covadonga y los lagos Enol y Ercina. 

Conduce por la AS-114 hasta Arenas de Cabrales y anímate a realizar la emblemática Ruta del Carés o visitar el mágico pueblo de Bulnes. Si regresas luego a la misma carretera, podrás avanzar para detenerte en bellos pueblos como Alevia y Panes, y por último visitar la cueva de La Loja

Ruta de los Pueblos Blancos de Cádiz

Pueblos Blancos

Si hay una ruta clásica para realizar en coche en Andalucía es la de los pueblos blancos de Cádiz. En caso de que no la conozcas, te aseguramos que no te defraudará. Recorre 19 localidades pintorescas, con las fachadas de sus casas encaladas, adornadas con flores, que provocan que se hayan ganado tal apelativo de «pueblos blancos». 

Según el tiempo que te detengas en cada uno de ellos y descubras su patrimonio y sus sitios de interés etnográfico, la ruta te llevará más o menos días, pero lo mejor es recorrerla con calma para disfrutar de esta zona de la provincia al máximo. Ten en cuenta que el entorno natural es ideal para practicar deportes de aventura, como parapente, ala delta o BTT.

El recorrido tiene un total de 235 kilómetros y va de pueblo en pueblo. Comienza en Alcalá del Valle, prosigue hasta el famoso Setenil de las Bodegas y continúa por Torre Alháquime, Olvera, El Gastor, Algodonales, Zahara de la Sierra, Puerto Serrano, Villamartín, Bornos, Espera, Arcos de la Frontera, Algar, Prado del Rey, El Bosque, Ubrique, Benaocaz y Villaluenga del Rosario, para finalizar en Grazalema.

Ruta por el Pirineo Aragonés

Estación Internacional de Canfranc

Otro recorrido idílico lo constituye la Ruta por el Pirineo Aragonés, donde podrás descubrir hermosos pueblos de montaña y practicar turismo activo. Este itinerario comienza en el valle de Gistaín, en el pueblo homónimo, para seguir por Plan y Sin. Continúa por la carretera A-138 y descubre el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, donde es posible aventurarse hasta el Cañón de Añisclo. Sabiñánigo, Biescas y el valle de Tena son las próximas paradas en ruta antes de descubrir la Estación Internacional de Ferrocarril de Canfranc y la estación de esquí de Candanchú, tras las cuales llegará el turno de cruzar el valle de Aísa y el valle de Hecho.

A este recorrido de 258 kilómetros, que entusiasmara a los más aventureros, le quitarás todo el partido posible si conduces un Jeep Renegade. Te asegurarás así de que nada se interponga en tu camino.

Ruta en coche por las Rías Altas

Ferrol

Las Rías Altas, al norte de la provincia gallega de A Coruña, se caracterizan por sus acantilados e inmensas playas. Además, gran parte de este itinerario de unos 220 kilómetros puedes seguirlo por carreteras paralelas a la costa, que incrementan su belleza.

Comienza el recorrido en la ciudad de A Coruña, con la Torre de Hércules y  museos como el Aquarium Finisterrae. Parte después hacia el castillo de Santa Cruz en Oleiros, el puerto de Lorbé con sus bateas y Sada, para alcanzar las villas medievales de Betanzos y Pontedeume, donde no te puedes perder el Parque Natural de las Fragas del Eume

Los pueblos marineros de Redes y Ares serán el próximo destino hasta llegar a la ciudad de Ferrol, con sus edificios modernistas, sus playas y los castillos a la entrada de la ría. La carretera AC-566 te conducirá hasta la playa de Pantín (Valdoviño) y Cedeira. Visita después San Andrés de Teixido y los altos acantilados de Vixía de Herbeira, y  desciende hasta el faro del cabo OrtegalEstaca de Bares y el pueblo de O Barqueiro, en la desembocadura del río Sor, serán el destino final. Y si todavía tienes tiempo, coge el 4×4 y recorre la Serra da Faladoira, la dorsal gallega que separa la provincia coruñesa de la provincia de Lugo.

* Contenido elaborado en colaboración con una marca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.