Las playas más extrañas del mundo

A la hora de pensar lugares a la orilla del mar, no todo es sol, arenas doradas o blancas, muchas opciones de diversión y distintas comodidades garantizadas. Por eso hoy te presentamos las playas más extrañas del mundo. No te quepa duda de que vale la pena conocerlas. ¿Nos acompañas? 

Glass Beach (EE.UU.)

Las playas más extrañas del mundo
Gustavo Gerdel

Empezamos el recorrido por el norte del continente americano. Si nos acercamos al Parque estatal MacKerricher, en California, veremos en qué se convirtió lo que años atrás era un vertedero de basura. Y es que, en esa zona costera, la gente arrojaba todo tipo de residuos. Pero en 1967, el lugar se cerró con el objetivo de recuperarlo y, con la inestimable ayuda de las olas, fueron quedando solo vidrios y cerámicas erosionadas y pulidas, dando lugar a una “arena” de colores variados. 

Playa Escondida (México)

Las playas más extrañas del mundo
Flickr / Cristian Frausto Bernal

Un poco  más al sur, en el Pacífico mexicano, se encuentran las Islas Marietas, un archipiélago que fue declarado Parque Nacional debido a su riqueza en flora y fauna y donde no existe asentamiento humano. Pero, además, este sitio paradisíaco alberga una sorpresa oculta tras un muro de roca: la llamada Playa Escondida o Playa del amor. Para acceder a ella, los visitantes deben nadar a través de un túnel submarino en el momento que baja la marea.

Kourou beach (Guayana francesa)

Las playas más extrañas del mundo
Arria Belli

Damos un salto al Atlántico para llegar a Kourou. Además de ser conocida por su Centro Espacial, esta localidad de la Guayana francesa destaca por una playa muy particular, ubicada en plena selva amazónica. Y es que la arena de Kourou Beach es de color verde. ¿Cuál es el motivo? Que está compuesta por olivino, un mineral volcánico. Pero aquí no terminan las particularidades. El mar que baña a esta playa es más bien amarronado, debido a la gran cantidad de ríos que desembocan en él en esa zona.

Shell Beach (Australia)

Las playas más extrañas del mundo
Flickr / Robert Young

Nos dirigimos ahora hacia el océano Índico para conocer Shell Beach. Como su nombre indica, es una playa cubierta, a lo largo de unos 60 kilómetros, por una impresionante cantidad de pequeñas conchas de un molusco bivalvo. Ubicada en una de las zonas más despobladas del territorio australiano, es el resultado de la acumulación de estos caparazones a lo largo de los siglos (si te pones a escavar, verás que te separan hasta 7 metros del suelo). Eso sí, lleva gafas de sol bien oscuras. El reflejo del sol sobre las conchas es un espectáculo impresionante, pero que puede dañar tu vista.

Koekohe Beach (Nueva Zelanda)

Las playas más extrañas del mundo
Pixabay

Continuamos en Oceanía. A 40 kilómetros de Oamaru, en la isla sur de Nueva Zelanda, existe una playa paradisíaca pero que llama la atención por las rocas de forma esférica y varias toneladas de peso que están dispersas en su arena. Las llamadas Moeraki Boulders, que según la imaginación de cada cual pueden ser comparadas con huevos de dragón y hasta con meteoritos, son concentraciones cálcicas formadas hace  millones de años. Muchas tienen grietas que se fueron cubriendo de cuarzo, por lo que parece que tuvieran escamas de reptil.

Playa de Vaadhoo (Islas Maldivas)

Las playas más extrañas del mundo
Pinterest

Siguiendo nuestro recorrido por las playas más extrañas del mundo llegamos a las Islas Maldivas. En un paraje deshabitado de este rincón del Índico se encuentra playa Vaadhoo, un lugar en el que, si  lo visitas de noche, podrás contemplar un “mar de estrellas”. ¿A qué nos referimos? A que las aguas se pueblan de pequeñas luces que se mueven al son de las olas. El fenómeno se llama bioluminiscencia, que no es otra cosa que la capacidad de producir luz que tienen ciertos organismos vivos. En este caso, el fitoplancton.

Algar de Benagil (Portugal)

Las playas más extrañas del mundo
Bruno Carlos

Volvemos ahora al Atlántico, pero esta vez del lado europeo, para visitar otra playa escondida situada en el Algarve portugués. Dentro de una amplia cueva a la que se accede solo por mar, y que cuenta con un gran óculo natural, se encuentra esta pequeña playa de suave arena enclavada en este maravilloso entorno tallado por la naturaleza.

Playa de las Catedrales (España)

Las playas más extrañas del mundo
PxHere

Viajamos un poco más al norte para recorrer la insoslayable Playa de las Catedrales. En la costa gallega del Cantábrico no puedes perderte las formaciones rocosas que el mar y el viento esculpieron desde tiempos inmemoriales. Estos acantilados, que alcanzan los 32 metros de altura, forman unos espectaculares arcos y bóvedas que te harán sentir en una inmensa catedral a cielo abierto.

Playa de Reynisfjara (Islandia)

Las playas más extrañas del mundo
Flickr / Giuseppe Milo

Culminamos nuestro recorrido por algunas de las playas más extrañas del mundo en Islandia. Llegamos para ello a la localidad de Vik para encontrarnos con una extensa y solitaria playa, enmarcada por acantilados de grandes aristas, y que destaca por su arena negra, a causa de que está situada en un terreno volcánico. Pero no terminan aquí las sorpresas. También puedes contemplar una formación de columnas basálticas, la Reynishverfi, o ver el arco de Dyrholaey y los tres troles (Reynisdrangur) que emergen del océano.

Pedro González

Si hace unos años alguien me hubiese dicho que acabaría cuidando niños en guarderías y escribiendo sobre lo humano y lo divino, me habría reído en su cara. Por aquel entonces trabajaba en televisión y fue lo único que supe hacer durante más de una década. Ahora me dedico a contar historias, viajar, leer, ver cine y series y, sobre todo, vivir. Si queréis, encontrarme, nos buscamos por los caminos.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.