Por su localización, por la calidad de sus aguas, por el caprichoso paisaje que las abraza, por las insólitas formaciones que las decoran o por el contraste de colores y texturas que lucen, algunas playas españolas son auténticos tesoros naturales. Aunque parezca inverosímil, las costas patrias conservan pedacitos de arena insólitos, rebosantes de belleza y de lo más evocadores en los que darse un chapuzón constituye un auténtico lujo. Nos remojamos en las cinco playas más inauditas de España.

1Playa de las Catedrales (Lugo, Galicia)

Fuente: Pxhere.

Este arenal, que salpica la Mariña lucense, ostenta el honor de ser uno de los más bellos del mundo. ¿La razón? Las inusitadas y gigantescas formaciones rocosas con forma de arco, talladas por la impetuosidad del oleaje, que la decoran, las cuales traen a la mente los contrafuertes de las catedrales góticas. Estas características la han encumbrado al estrellato, atrayendo cada año a hordas de turistas de todas las partes del planeta. Tanto es así que, desde hace un tiempo, hay que solicitar turno para poder visitarla. Si has decidido acudir, conviene que sepas que únicamente se puede acceder en torno al mediodía, pues el resto del tiempo sube la marea y la ocupa el océano.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.