Las villas medievales más bonitas de España

//

La Edad Media en España fue una etapa de constante tensión bélica, pero también de fértiles intercambios culturales: cristianos, musulmanes y judíos convivieron en numerosas localidades enriqueciendo los entramados urbanos con sus singularidades.  

El resultado de esta interacción cultural es un patrimonio arquitectónico de valor incalculable representando por numerosas villas medievales. No están todas las que son, pero sí son todas las que están: recorremos la península ibérica seleccionando las villas medievales más bonitas de España. 

Besalú (Girona) 

Las villas medievales más bonitas de España
Las villas medievales más bonitas de España. Fuente: Pixabay

Comenzamos nuestra ruta de capa y espada al noreste de la península, uno de los lugares en los que la dominación musulmana fue más breve. Desde principios del IX, el esplendor de los condados catalanes es imparable tal y como podemos comprobar en numerosas villas medievales de la región. Y entre ellas brilla con especial fulgor Besalú, uno de los conjuntos medievales más singulares de Cataluña. 

Ubicada en el cruce de tres comarcas gerundenses —Alto Ampurdán, Pla de l’Estany y La Garrocha—, Besalú vivió su primer esplendor en el propio siglo IX al calor del desarrollo del condado homónimo que se separó del de Girona cuando Wifredo el Velloso encomendó su gobierno a su hermano Radulf, futuro Radulfo I de Besalú. Más de 1000 años después, Besalú sigue siendo una de las villas medievales más encantadoras de España. 

Sepúlveda (Segovia) 

Las villas medievales más bonitas de España
Las villas medievales más bonitas de España. Fuente: Pixabay

Ubicada en lo alto de una peña entre los ríos Duratón y Caslilla, Sepúlveda es el paradigma de los pueblos fronterizos en tierras segovianas. Tras una primera reconquista por parte de Fernán González a mediados del X, Sepúlveda cae bajo dominio cristiano definitivo en tiempos de Alfonso VI que le otorga privilegios especiales: es el fuero de Sepúlveda, el documento más antiguo sobre la villa segoviana. 

Esta combinación de arquitecturas musulmanas y cristianas tan habitual en la Edad Media española fundamenta el interés de Sepúlveda que luce espléndida en su plaza de España, un espacio originalmente extramuros en el que se encuentran restos del castillo, así como de su icónico edificio dieciochesco que soporta el reloj, punto focal de la plaza. 

Albarracín (Teruel) 

Las villas medievales más bonitas de España
Las villas medievales más bonitas de España. Fuente: Pixabay

Albarracín no se pierde una lista de los pueblos más bonitos de España gracias a su caserío de ensueño fundido con la roca de la sierra. Y es que la localidad turolense es una joya en piedra sin parangón que comienza a brillar a partir del siglo XI cuando se transforma en taifa tras la caída del Califato de Córdoba. 

Bajo el dominio primero del clan bereber dirigido por los Banu Razín y de Pedro III de Aragón después, Albarracín va configurando ese casco urbano en el que destaca su triangulo defensivo formado por el castillo, el alcázar y la torre Blanca, esta última en el extremo sur del meandro del Guadalaviar, río que marca la fantástica singularidad de esta localidad. 

Aínsa (Huesca) 

Las villas medievales más bonitas de España
Las villas medievales más bonitas de España. Fuente: Wikipedia

No dejamos Aragón, pero nos vamos mucho más al norte, allá donde las montañas comienzan a alzarse de forma vertiginosa para conocer una de las villas medievales más bonitas de los Pirineos. Es en este entorno de la comarca de Sobrarbe donde se produjo aquella batalla legendaria en la que las huestes de Garcí Ximénez doblegaron a los musulmanes gracias al aliento de una cruz de fuego que apareció sobre una carrasca, convirtiéndose en el mítico árbol de Sobrarbe. 

El castillo y sus murallas, así como la torre del Homenaje que actualmente alberga el Eco Museo sobre la fauna y la naturaleza pirenaica destacan al igual que sus calles, plazas y rincones empedrados: una deslumbrante combinación entre naturaleza y arquitectura que enamora al visitante. 

Sigüenza (Guadalajara) 

Las villas medievales más bonitas de España
Las villas medievales más bonitas de España. Fuente: Wikipedia

Sigüenza es una de las villas más representativas de la Edad Media peninsular: la catedral, el castillo, sus sinuosas ‘travesañas’, las festividades medievales y, especialmente, el embrujo que provoca el Doncel de Sigüenza, una de las esculturas más veneradas del Medievo español. Porque no se puede visitar Sigüenza y no caer rendidos ante al aura que envuelve el rostro melancólico de este joven guerrero y su ‘sonrisa volátil’.  

Jerez de los Caballeros (Badajoz) 

Jerez de los Caballeros

Cuando Alfonso IX de León entra en la primitiva Xerixa árabe en 1230 lo hace gracias al apoyo de los caballeros de la Orden del Temple: reconociendo este auxilio, el rey dona la villa a la Orden que se erige en los años venideros en la principal responsable de la repoblación de la comarca además de darle un noble apellido a la localidad.  

Desde entonces y hasta 1312, fecha en la que una bula papal disuelve la Orden y la despoja de sus posesiones, Jerez de los Caballeros configura buena parte de su delicioso caserío medieval en torno a un idílico paraje cubierto de encinas y alcornoques.  

Ribadavia (Orense) 

Ribadavia
Ribadavia

Esta antigua capital de Galicia durante un breve periodo de tiempo del siglo XI es una de las grandes joyas medievales del noroeste peninsular. Solo hace falta darse una vuelta por la localidad orensana el último sábado de agosto para comprobar el apego de los locales a sus ancestrales tradiciones.  

Es en esa fecha cuando todos los años se celebra la Festa da Istoria que conmemora aquella etapa encarnada tanto por el castillo de los Sarmiento que domina un promontorio a orillas del río Avia o la famosa judería que alcanzó gran importancia durante siglos prosperando una importante comunidad hebrea en torno a la Porta Nova. 

Santillana del Mar (Cantabria) 

Las villas medievales más bonitas de España
Las villas medievales más bonitas de España. Fuente: Pixabay

En torno a la abadía de Santa Juliana cuyo origen legendario data del siglo VIII, se configura el esplendor medieval de Santillana del Mar, una localidad que, en repetidas ocasiones, ha estado liderando diferentes listas de los pueblos más bonitos de España.  

No es para menos porque la ‘villa de las tres mentiras’ —no es santa, ni llana, ni tiene mar— ofrece al visitante un verdadero lujo arquitectónico encarnado en el entrañable empedrado de sus calles medievales, en el ambiente sereno y espiritual del claustro de la colegiata de Santa Juliana, además de su icónica y singular Plaza Mayor.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.