Los animales más venenosos del mundo

/

Son muchos los riesgos inesperados a los que nos podemos enfrentar cuando andamos por lugares que no conocemos y en los que no controlamos la fauna autóctona. Seguramente, tropezarnos con uno de ellos que sea venenoso constituya uno de los detalles que más pueden preocuparnos.

Así que hoy vamos a repasar algunos de los animales más venenosos del mundo que ojalá que no te encuentres en ninguno de tus viajes, así que si los ves, mantente alejado de ellos.

Araña de embudo (Atrax robustus)

araña de embudo
Fuente: Pixabay/Erik_Karits

La araña de embudo australiana (Atrax robustus), también conocida como araña de Sídney, habita en lugares húmedos, así como en los jardines. El veneno que inocula con su picadura esta especie endémica del este de Australia puede provocar la muerte de un niño en solo 28 minutos y un adulto puede fallecer 3 días después.

El macho de la araña de embudo alcanzar tal tamaño que es posible que supere los 5 centímetros y las bolsas de su veneno son todavía más letales que las de las hembras. Los primeros síntomas de la picadura son la sudoración, la salivación y los espasmos musculares, además de aumentar la presión arterial y la frecuencia cardíaca.

Escorpión de cola gorda (Androctonus australis)

escorpión
Fuente: Wikimedia/Kmo5ap CC BY-SA 3.0

Otro de los animales más venenosos del mundo es el escorpión de cola gorda o escorpión de cola gruesa (Androctonus australis), llamado así por el engrosamiento de su extremidad. Se trata de uno de los escorpiones que más muertes provoca del mundo. Su veneno es similar en toxicidad al de las cobras y es capaz de acabar con la vida de un perro en solo 10 minutos.

El escorpión de cola gorda se distribuye por los países del norte de África, pero también por algunos de Asia, como Turquía, Israel, Pakistán, India y Arabia Saudí. Vive en zonas desérticas y pedregosas y sus hábitos son nocturnos, cuando sale a cazar.

Pulpo de anillos azules

pulpo
Fuente: Pixabay/pen_ash

Son varios los animales que habitan en los océanos que también son venenosos. Entre ellos destaca el pulpo de anillos azules, el cual habita en el océano Pacífico, entre Australia y Japón. Este pulpo tan peculiar se oculta bajo las piedras y su pequeño tamaño provoca que sea difícil distinguirlo. Es el más peligroso de los cefalópodos conocidos, precisamente por su toxicidad, y su aspecto azul eléctrico y amarillo resulta inconfundible. Su picadura es mortal, puesto que no existe antídoto para su veneno.

Araña errante brasileña (Phoneutria nigriventer)

animales venenosos
Fuente: Wikimedia/Rodrigo Tetsuo Argenton CC BY-SA 4.0

Entre todas las arañas, la más venenosa de todo el mundo es la araña errante brasileña (Phoneutria nigriventer). Esta especie habita en países de Centroamérica y América del Sur, en lugares como climas tropicales. Suele ocultarse en la ropa y los zapatos, así que es altamente peligrosa. La picadura provoca intenso dolor y puede provocar la muerte. Entre sus efectos secundarios también causa priapismo y si no se produce el fallecimiento, provoca impotencia.

Puede llegar a tener un tamaño de 50 milímetros y la longitud de sus peludas y gruesas patas hasta 17 centímetros. Afortunadamente, es uno de los animales para los que existen antídotos para combatir su mortal veneno, siempre y cuando se coja a tiempo.

Cobra real (Ophiophagus hannah)

cobra
Fuente: Wikimedia/Rushen CC BY-SA 2.0

La cobra rey o cobra rey (Ophiophagus hannah) es otra de las serpientes más venenosas del mundo. Esta especie puede alcanzar los 6 metros de longitud y con una sola mordedura puede provocar la muerte de un humano o un gran mamífero en solo 3 horas. Y aunque el veneno no es tan peligroso como el de otro tipo de serpientes o de animales, es tal la cantidad que inocula en una sola mordedura que la convierte en más peligrosa que el resto.

Pez globo

pez globo
Fuente: Pixabay/SvenBachstroem

El pez globo, que se cocina en Japón como todo un manjar, tiene en sus órganos toxinas altamente peligrosas que pueden provocar la muerte por asfixia en 24 horas. También cuenta con unas púas afiladas que sueltan el veneno, por lo que le sirve para espantar a los depredadores. Su veneno es altamente tóxico a causa de la tetrodoxina que, en un primer momento, provoca náuseas, parálisis y convulsiones. Los peces globos se encuentran en aguas tropicales y subtropicales y no descienden más allá de los 300 metros.

Serpiente mamba negra (Dendroaspis polylepis)

mamba
Fuente: Pixabay/herbert2512

La más venenosa de las serpientes africanas es la serpiente mamba negra (Dendroaspis polylepis). Alcanza los 20 kilómetros por hora, así que su rapidez la convierte también en una de las más peligrosas, además de inyectar hasta 8 veces más de la dosis que necesitaría para matar a una persona adulta. De hecho, se cree que es la más peligrosa de las serpientes del mundo.

La mamba negra, de entre 2 y 3 metros de longitud, y con unos colmillos de 6,5 milímetros, es una de las especies más temidas por los turistas cuando viajan por el África subsahariana.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.