Los atardeceres más bonitos de España

/

“Y allí donde la naturaleza decide colocar sus propios límites, estalla el espectáculo: los atardeceres”, se decía en Océano Mar de Alessandro Baricco. Estamos acuerdo: un atardecer es un espectáculo para los sentidos capaz de silenciar el estrépito de tantas vidas vertiginosas y marcar el camino más honesto hacia la armonía con el mundo. Si tú también eres un cazador de crepúsculos, te interesa la lista de los siete atardeceres más bonitos de España: ¿cuántos conoces? 

Cap de Barbaria (Formentera) 

Cabo de Barbaria

A pesar de ser uno de los lugares más visitados de la isla cuando cae el sol, bien merece una oportunidad. Tan solo el estrecho camino que lleva al faro, convertido en icono gracias al cine, ya vale la pena. Después se trata de tomar posiciones al pie del acantilado y esperar el festival de colores que se repite día a día cuando el sol comienza a hundirse en el mar. Recomendamos acudir a Cap de Barbaria en moto o en bicicleta para disfrutar de forma más directa de la naturaleza de una de las islas más bellas del Mediterráneo.  

La Alhambra (Granada) 

Atardecer en La Alhambra

El Castillo Rojo es una de las grandes maravillas de la arquitectura mundial, de eso no hay ninguna duda, pero además ofrece al viajero uno de nuestros atardeceres más internacionales. La rutina es seguida por cientos de turistas, sobre todo si el tiempo acompaña. Se trata de subir al Mirador de San Nicolás en el Albaicín y esperar que los rayos del sol hagan el resto del trabajo. Pero, por supuesto, el atardecer desde la propia Alhambra también es toda una experiencia, ¿no?

La Playa del Silencio (Asturias) 

Playa del Silencio

El Cantábrico está plagado de playas fantásticas, pero la del Silencio en el concejo de Cudillero todavía mantiene ese halo virgen y salvaje que la convierte en mítica. A ello contribuye el hecho de no ofrecer servicios —aquí no hay chiringuito, ni oficina de atención al turista— y la relativa dificultad de acceso. Con forma de concha, y protegido su lecho de cantos rodados por las rocas que se adentran en sus tranquilas aguas, es uno de los mejores lugares de Asturias para contemplar el atardecer… en silencio.  

Templo de Debod (Madrid) 

Templo de Debod

Otro atardecer que no necesita presentación, ¿verdad? Aunque a algunos todavía nos resulta chocante admirar un templo del Antiguo Egipto en el corazón de la capital de España (al menos no lo robamos, como hicieron otros), Debod es pura fantasía para nuestros sentidos cuando cae el sol. La estudiada iluminación del templo y el estanque que lo rodean hacen el resto: una joya que siempre se cuela en la lista de los monumentos imperdibles de Madrid. 

Toledo 

Toledo

Para muchos, Toledo es una de las ciudades más bellas de España. Y una de las razones que apuntalan esa fascinación es su enclave geográfico, rodeada por el río Tajo. Al Greco, las vistas de Toledo ya le parecieron palabras mayores y les dedicó varios de sus alucinados lienzos. Nosotros nos conformamos con ir siempre que podemos a la ciudad de las tres culturas, cruzar el río a través del Puente de Alcántara y esperar a que el espectáculo del atardecer nos deje con la boca abierta.  

Finisterre (Galicia) 

Atardecer en Finisterre

Es el final de la ruta por la Costa da Morte y eso ya es mucho. Finisterre es uno de los lugares más simbólicos de toda la geografía peninsular: ya se sabe, aquí terminó el mundo durante siglos. Actualmente todavía sigue siendo un lugar muy especial al que acuden diariamente peregrinos, viajeros, turistas… y cazadores de atardeceres: y es que el ocaso desde Finisterre está muy cerca de lo sublime, tal y como lo definiría un romántico del XIX.

Arrecife de las Sirenas (Almería) 

Cabo de Gata

Hubo un tiempo en el que los navegantes, como Ulises, quedaban hechizados por el canto de las sirenas al llegar a esta zona de la Península Ibérica. Pero no eran sirenas… eran focas monje: y es que no se puede pasar tanto tiempo en el mar, ¿no? En el Arrecife de las Sirenas, a día de hoy, no quedan focas (ni sirenas), pero el espectáculo hechiza igual, tanto desde el mar como desde tierra. Situado en el punto más oriental del Cabo de Gata, es uno de los atardeceres (secretos) más bellos de España

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.