Los Pirineos españoles discurren por más de 400 kilómetros entre las comunidades autónomas de Navarra, Aragón y Cataluña. Este espacio natural montañoso sirve de frontera natural entre los países de Francia y España y acoge lugares espectaculares para practicar senderismo, alpinismo, escalada y esquí.

Así que en esta ocasión vamos a detenernos en algunos de los bosques más bonitos de los Pirineos para que los tengas en cuenta para tus escapadas, sobre todo, en primavera y en otoño, cuando lucen más espectaculares. Estas montañas de entre 200 y 3000 metros de altitud sobre el nivel del mar esconden auténticos paraísos boscosos.

2Bosque del Cobatar (Huesca)

Bosque del Cobatar
Fuente: Wikimedia/Turol Jones CC0 1.0

También en la provincia de Huesca (Aragón) se localiza el bosque mixto del Cobatar, en el precioso valle de Bujaruelo, por donde discurre el río Ara. En este espacio natural se alzan los serbales, los abedules, los pinos albares y los acebos, y puedes seguir el sendero GR-11 para conocerlo.

Así descubrirás el barranco de Escuzana y el puente románico de San Nicolás de Bujaruelo. En las proximidades también se localiza el antiguo hospital de peregrinos del siglo XII, reconvertido en el refugio de Bujaruelo, donde es posible alojarse o degustar su servicio de comidas. Sin duda, uno de los bosques más hermosos de los Pirineos españoles.