Los espacios naturales españoles son excepcionales, ya sea que hablemos de costa o de interior, de islas, cordilleras o montañas, de humedales o ríos… Todos ellos están llenos de rincones en los que relajarse, estupendos senderos que recorrer y miradores a los que asomarse para escapar del mundanal ruido.

Hoy vamos a fijarnos en algunos de esos lugares especialmente únicos: los lagos y las lagunas. Resultan un destino ideal para programar excursiones, así que si tienes uno de ellos cerca, no lo dudes. Toma nota de algunos de los lagos más bonitos de España y disfruta de las reservas naturales de nuestro país.

1Lagos de Covadonga (Asturias)

Lagos de Covadonga
Fuente: Pixabay/TonyPrats

En pleno Parque Natural de los Picos de Europa se localizan dos de los lagos más bonitos de España, además de ser de los más conocidos. Y es que los llamados popularmente lagos de Covadonga constituyen uno de esos paraísos en la montaña que enamora a cualquiera que asciende hasta ellos por sendas o carretera asombrándose ante las vistas que encuentra a su paso.

Se localizan a una docena de kilómetros de la Basílica de Covadonga, en un entorno completamente virgen. El lago de la Ercina, sobre el que impera la cima de Peña Santa de Enol, es uno de ellos, normalmente rodeado de vacas asturianas formando una imagen de postal. El otro es el lago Enol, en cuyas profundidades reposa la imagen de la Virgen de Covadonga, que los buceadores hacen salir a la superficie cada 8 de septiembre. En cualquiera de los dos, no te cansarás de tomar fotografías.