Los mejores patios escondidos de Madrid

///

El sol ya no tiene tanta prisa por irse a dormir y nos brinda tardes más cálidas y sabrosas. Madrid ya huele a primavera, sabe a reencuentro. Es hora de volver a tomar el pulso al centro de la capital, y qué mejor forma de hacerlo que en algunos de los mejores patios escondidos de Madrid, esos rincones secretos en los que perder de vista el reloj en la mejor compañía. Sofisticados, apacibles, sencillos o lujosos… En nuestra lista hay de todo, seguro que encuentras tu nuevo refugio preferido. 

Tita Rivera 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. Tita Rivera

Ubicado en una de las calles más entrañables del centro de Madrid, conectando Fuencarral con Hortaleza, Tita Rivera es un trocito del Atlántico en la capital. Y es que este local es la primera sucursal madrileña de un concepto de tapeo que nace en Galicia al amparo de la corporación Hijos de Rivera, especializada en cerveza.  

Y, por supuesto, la cerveza es el trago estrella en Tita Rivera Madrid, pero no el único. Las Sidras Maeloc y los vinos Ponte da Boga, ambas ‘marcas de la casa’, animan las tardes al fresco en la Tita. Y si quieres algo un poco más animado, un ‘mojiño’, la versión gallega de uno de los cócteles más famosos del mundo. ¿Y para acompañar? Unas zamburiñas de las Rías Baixas, para irnos a casa respirando brisa del mar. Pérez Galdós, 4.

The Chapel 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. The Chapel

Del desenfado de la costa gallega a la solemnidad pétrea de un patio sacro. Nos desplazamos hacia el barrio de Salamanca para conocer The Chapel, uno de los rincones más sofisticados de la Castellana.

Situado en el patio de una iglesia ya centenaria donde antiguamente se ubicó la embajada alemana, se trata de uno de esos lugares en los que olvidarse durante un rato de la gran ciudad y sus fatigas. Regentado por los mismos propietarios del vecino Sinsombrero, la carta de The Chapel apuesta por una cocina mediterránea sin grandes alardes. Paseo de la Castellana, 6.

Café del Jardín (Museo del Romanticismo) 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. El Café del Jardín. Fuente: Rubén Vique CC BY 2.0 / Flickr

Regresamos a Malasaña para disfrutar de un clásico entre los mejores patios escondidos de Madrid. El Café del Jardín es el refugio ideal para esos madrileños que sueñan con cañones por banda y oscuras golondrinas.

Porque el XIX es un siglo que despierta nostalgia entre los más románticos, y qué mejor lugar para trasnocharse que en el patio del Museo del Romanticismo, una minúscula guarida vegetal que desde hace una década cuenta con una cafetería anexa en la que dar buena cuenta de su famosa tarta de zanahoria, que no parece un bocado muy becqueriano… pero un desliz lo tiene cualquiera. Calle San Mateo, 13.

La Terraza de Florida Retiro 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. La Terraza de Florida Retiro

Hubo un tiempo en el que el Florida Park era el no va más en fiestas lujosas en Madrid. Por allí se pasaban estrellas como Ray Charles, Tina Turner o Lola Flores ante la mirada de algunos ilustres parroquianos como Ava Gardner. Pero el Florida empezó a generar algo de ‘caspa’ con el paso de los años hasta que echó el cierre.  

Hace cinco años, no obstante, el Florida reabrió sus puertas con un cambio radical de aspecto incluyendo la habilitación de cinco grandes espacios entre los que destaca La Terraza, escondida entre las copas de los árboles y decorada con un ambiente inspirado en los oasis del desierto de Marruecos. Pues eso, un oasis en el Retiro para recordar aquellas noches castizas y gamberras en el Florida Park. Paseo de la República Dominicana, Parque del Retiro. 

El Jardín de Salvador Bachiller 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. El Jardín de Salvador Bachiller

Ubicado en la cuarta planta de un edificio en la calle Montera, el Jardín de Salvador Bachiller es de esos lugares ‘sanvalentinianos’ en los que ganarte un besazo de tu pareja. Porque en este jardín edénico todo sabe (y huele) a pura vida. Y qué mejor forma de saborear la vida que un cóctel.

Pero, ojo, porque los cócteles de SB son otra historia: ‘No me llames muñeca’ en una muñeca rusa, ‘Al agua patos’ en una bañera o ‘Mi Lindo Pajarito’ en una jaula. Y además puedes montarte un delicioso brunch. Eso sí, 25 euros de consumición mínima por persona. Así que venir para tomarte un cafelito, pues mejor no. Calle de la Montera, 37.

El Sainete 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. El Sainete

Nos vamos ahora a uno de los templos cerveceros capitalinos para disfrutar de una de las mejores terrazas escondidas de Madrid. Hasta 18 grifos con cervezas que solo podrás probar aquí: un verdadero lujo para el beer lover. Y para acompañar, torreznos cerveceros, boquerones fritos cítricos o alitas de corral thai. Todo ello en una terraza tranquila de toque neoyorquino. Y no te olvides de que en El Sainete arranca la calle Ponzano, una de las rutas gastronómicas más sabrosas de MadridCalle Ponzano, 6.

El Café Bistrot del Instituto Francés 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. La terraza del Instituto Francés

Al Instituto Francés ya lo conocemos por contar con uno de los mejores cines de verano de la capital. Y es que además de reivindicar la siempre estimulante cultura francesa, este complejo también cuenta con rincones deliciosos como el Café Bistrot, una terraza en la que pasar una buena tarde departiendo sobre Godard, Simone de Beauvoir y Robespierre. 

Pero lo mejor de la terraza del Instituto Francés son sus precios, bastante ‘revolucionarios’ en comparación con buena parte de los patios de nuestra lista: desayuno por 2.50, tartas por 3.60, bocadillos a 4 euros y un menú a 12.90. Así todo sabe un poco mejor. Marques de la Ensenada, 12.

El Lugarcito 

Los mejores patios escondidos de Madrid
Los mejores patios escondidos de Madrid. El Lugarcito

Terminamos nuestra ruta por los mejores patios escondidos de Madrid en un lugar muy especial en la zona de Noviciado. Se trata de un proyecto que nace de la colaboración y la solidaridad. Combinando los productos de la vecina frutería Vitaminas y el colmado Acre surge una carta en la que podemos degustar pucheros de los de toda la vida.  

Porque entre tanto rollo gourmet a veces apetece meterse entre pecho y espalda unas lentejas o un potaje. ¿Sí o no? Pues el Lugarcito es el rincón perfecto para pasar una velada diferente en uno de los patios más coquetos del centro de Madrid. Cocido madrileño, lentejas estofadas, alubias pintas, crema de remolacha… Y para rematar la jugada tartas caseras, pero caseras de verdad. Calle del Noviciado, 9.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.