A Costa da Morte es una de las zonas más especiales de Galicia. Sus interminables playas, sus hermosos templos, como el Santuario de A Barca, el mítico faro de Fisterra, la cascada de O Ézaro y pueblos marineros como Malpica de Bergantiños o Camariñas, con sus inconfundibles encajes, son algunos de los sitios más conocidos cuando se habla de este territorio en la provincia de A Coruña.

Sin embargo, hay mucho más por descubrir en un lugar lleno de magia, naturaleza y leyendas, tanto en el litoral como en el interior, donde también hay sitios que merecen una visita. Compartimos contigo algunos de los mejores secretos de A Costa da Morte para conocer la tierra gallega.

Castro de Borneiro

Castro de Borneiro
Fuente: Wikimedia/Mussklprozz CC BY-SA 4.0

A Costa da Morte es una zona rica en yacimientos arqueológicos, aunque no siempre sean tenidos en cuenta por los viajeros. Entre todos ellos destaca el castro de Borneiro, también conocido como A Cibdá, en Cabana de Bergantiños.

Se localiza a 200 metros de altitud sobre el nivel del mar, en plena naturaleza, y en él pueden contemplarse decenas de construcciones, ya que se trata de un asentamiento de gran tamaño.

Si quieres disfrutar del senderismo, aprovecha la ruta Rego dos Muíños, que sigue el curso del río y permite ver hasta 24 molinos. El castro es la última etapa de este sendero de dificultad baja. A solo 2 kilómetros del Castro de Borneiro aprovecha para visitar el dolmen de Dombate, uno de los monumentos megalíticos más impresionantes de Galicia.

Playa de los Cristales (Laxe)

Playa de los cristales
Fuente: Wikimedia/AnaisGoepner CC BY-SA 4.0

La playa de los Cristales o Praia dos Cristais (Lugar Cemiterio, 66, 15117 Laxe, A Coruña), en el municipio de Laxe, todavía no es demasiado conocida, a veces, incluso para los propios gallegos. Y es que no se trata de un arenal propiamente dicho sino de una playa con un suelo formado por piedras de colores.

Estas pequeñas piedras de cristal pulido tienen su origen en que, cerca de la playa, se tiraban botellas y envases de vidrio, que con el paso del tiempo el mar fue erosionando y puliendo, mientras los acumulaba en este arenal entre las rocas. De hecho, antes la playa se llamaba Areal dos botiños. La localizarás próxima al cementerio, en plena ensenada de Baleeira. Puedes descender hasta ella, pero está prohibido coger las piedras y también es una zona de riesgo para el baño.

Monte de O Faro

Ponteceso
Fuente: Wikimedia/Basotxerri CC BY-SA 4.0

Otro de esos lugares únicos en A Costa da Morte que muchos turistas pasan por alto es el monte de O Faro, denominado así porque aquí se encendían antiguamente hogueras para guiar a los barcos.

Situado en la parroquia de Brantuas (Ponteceso), alcanza los 231 metros de altitud sobre el nivel del mar, y en su cima se erige la ermita de Nosa Señora do Faro y el monumento al Sagrado Corazón de Jesús. Este se inauguró en 1959 y cuenta con 39 metros de altura. Es posible ascender sus 133 peldaños de escalera de caracol hasta su cumbre para contemplar un majestuoso tramo de A Costa da Morte.

Calderas del río Castro

Caldeiras do río Castro
Fuente: Wikimedia/LUIS MATIAS LOPEZ RI…CC BY-SA 3.0

Otro de esos sitios maravillosos de A Costa da Morte son las calderas del río Castro o Caldeiras do río Castro (Lugar Castro, 3, 15124 O Castro, A Coruña), en el municipio de Muxía. Se trata de uno de esos parajes gallegos perfectos para pasar la jornada en plena naturaleza. Es posible aparcar cerca de estas piscinas naturales junto a la capilla barroca de Santo Outel do Castro, del siglo XVII, donde también encontrarás un merendero.

Punta Nariga

Punta Nariga
Fuente: Flickr/Noel Feans CC BY 2.0

Aunque en A Costa da Morte son ampliamente conocidos el faro de Fisterra y el faro de Cabo Vilán, hay otro que tiene un especial encanto. Nos referimos al faro de Punta Nariga, en el concello de Malpica de Bergantiños.

Se trata del faro más moderno de la comunidad, ya que fue construido en 1995. El diseño, que simula un barco de piedra, es obra de César Portela. Y su ubicación ofrece una de las panorámicas más bonitas de la zona. Punta Nariga destaca por su belleza agreste, con caprichosas formaciones rocosas que seguro que te encantará. No pararás de hacer fotos.

Artículo anteriorLos mejores quesos de España
Artículo siguienteSeis destinos baratos para septiembre
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.