Los pueblos marineros más bonitos de España

Esas pequeñas localidades costeras con sus puertos, sus embarcaciones tradicionales, su ambiente bullicioso y lleno de vida en plazas, lonjas y paseos por el muelle nos encantan. Sin duda, son destinos ideales para escaparse durante unos días y disfrutar de la costa, y en nuestro país tenemos muchos de ellos entre los que elegir.

Repasamos algunos de los pueblos marineros más bonitos de España por si estás buscando uno en el que pasar tus vacaciones, organizar una excursión o disfrutar de las villas costeras durante el fin de semana.

Combarro (Pontevedra, Galicia)

Combarro (Pontevedra)
Fuente: DFlickr/Bicicleando CC BY 2.0

Combarro es una de esas citas imprescindibles si te acercas a las Rías Baixas. Catalogado como Conjunto Histórico-Artístico, es uno de los mejores ejemplos de la arquitectura tradicional marinera de Galicia. Está ubicado en un recodo de la ría de Pontevedra, y solo a ocho kilómetros de la capital provincial y a 12 kilómetros de Sanxenxo. Uno de sus rasgos más distintivos son, sin duda, sus hórreos, pero también sus cruceros y el hecho de que su estructura urbanística se mantiene intacta.

Son más de una treintena de hórreos los que verás en este pequeño pueblo gallego, muchos de ellos junto al mar. Sus casas marineras, sus plazuelas, sus cruceiros, pequeñas calles empedradas y su coqueto puerto contribuyen a que Combarro sea uno de los pueblos más bellos de Galicia.

Tapia de Casariego (Asturias)

Tapia de Casariego
Fuente: Wikimedia/Marttita CC0 1.0

Asturias está llena de pueblos de pescadores con un encanto tal que puedes ir deteniéndote en todos y cada uno de ellos por su costa, tales como Cudillero y Luarca. Pero otro de los más bellos del país es Tapia de Casariego, con su puerto pesquero y deportivo, su paseo marítimo, sus terrazas, el barrio marinero de San Sebastián y su precioso faro en una isla. Te aseguramos que no te cansarás de hacer fotos cada dos pasos, en un sitio tan acogedor como bonito.

San Vicente de la Barquera (Cantabria)

San Vicente de la Barquera
Fuente: Pixabay/urti2009

La hermosa villa marinera de San Vicente de la Barquera (Cantabria) enamora a todo aquel que la conoce. Sus playas, sus miradores, su coqueto casco histórico, su puerto pesquero lleno de vida, puentes como el de la Maza, con sus 28 ojos, y sus terrazas invitan a detenerse todo el tiempo que sea posible.

En la Puebla Vieja puedes visitar el castillo, el mirador y la iglesia de Santa María de los Ángeles (Calle Alta, 24, 39540 San Vicente de la Barquera, Cantabria), la Torre del Preboste (Calle Padre Antonio, 14, 39540 San Vicente de la Barquera, Cantabria) y los restos de la muralla medieval, que se alzan con los imponentes Picos de Europa como telón de fondo. Aprovecha para probar en este pueblo marinero algo de la gastronomía típica de la región, como la marmita barquereña o el sorropotún. Te quedarás con ganas de más.

Hondarribia (Gipuzkoa, País Vasco)

Hondarribia
Fuente: Flickr/japrea CC BY-SA 2.0

Hondarribia, también conocida como Fuenterrabía, es otra de esas localidades marineras en las que callejear, degustar la excelente comida vasca y descubrir su historia a través de rincones con encanto y el olor a mar. Se conservan algunas de las antiguas entradas principales a la villa como la Puerta de Santa María y la Puerta de San Nicolás y hermosos edificios como la iglesia gótica de Santa María de la Asunción y del Manzano (Fraxkueneko Murrua Kalea, 4, 20280 Hondarribia, Gipuzkoa), con un campanario del siglo XVIII.

Recorre la Calle Mayor para admirar edificios señoriales y civiles como la Casa de Casadevante, la Casa Zuloaga y la Casa Ladrón de Guevara. Acércate hasta la Brecha para observar las vistas sobre la Bahía de Txingudi y descubre el castillo de Carlos V, que alberga el actual Parador de Turismo. No olvides otros sitios de interés como el polvorín del siglo XVII, el baluarte de Leyva, el baluarte de la Reina y las murallas. Y disfruta del paseo por su puerto de bajura, uno de los más importantes de la comunidad.

Calella de Palafrugell (Girona, Cataluña)

Calella de Palafruguell
Fuente: Pixabay/1116239

Calella de Palafruguell, en la catalana provincia de Girona, es un antiguo pueblo de pescadores en el que se suceden las calas en plena Costa Brava. Aunque es un destino bastante turístico, todavía conserva el encanto de las antiguas villas marineras, con sus calles estrechas y empedradas y las viviendas típicas de pescadores. Una de las citas imprescindibles en la localidad es el Festival de Cap Roig, que se organiza en el Jardín Botánico de Cap Roig, durante el mes de julio.

Getaria (Gipuzkoa, País Vasco)

Getaria
Fuente: Wikimedia/Prigalla CC BY-SA 2.0

Otra de las localidades marineras más bonitas de España es Getaria, cuna de Juan Sebastián Elcano, el primero en dar la vuelta al mundo. Este antiguo pueblo ballenero alberga sitios tan interesantes como su encantador puerto pesquero y el Museo Cristóbal Balenciaga, sin olvidar su entorno natural. Encontrarás esta hermosa villa a solo 25 kilómetros de San Sebastián.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.