Los pueblos más bonitos de la Sierra de Cameros

Para que puedas planificar mejor una excursión por la Sierra de Cameros o una ruta en coche, descubrimos sus pueblos más bonitos. ¿Te animas a viajar a La Rioja?

/

En La Rioja se encuentra un sitio maravilloso para planear rutas y escapadas: la Sierra de Cameros, donde se localiza el Parque Natural de Sierra Cebollera. Además, este territorio alberga numerosos pueblos donde descubrir las tradiciones, la gastronomía y el patrimonio riojano.

Para que puedas planificar mejor una excursión por la Sierra de Cameros o una ruta en coche para conocer algunos lugares imprescindibles, descubrimos sus pueblos más bonitos. ¿Te animas a viajar a La Rioja?

Viguera

Viguera
Ermita de San Esteban con el pueblo de Viguera al fondo./Foto: Depositphotos

Uno de los pueblos más bonitos de la Sierra de Cameros es Viguera. Pasear por sus calles te permitirá ver las casas tradicionales de adobe y los edificios con solana. No te pierdas tampoco la iglesia parroquial, en cuyo interior puedes admirar un retablo del siglo XVII y un Cristo tallado en marfil del siglo XVIII. Otras visitas imprescindibles son el puente medieval y la ermita de San Esteban, que atesora las pinturas murales románicas más importantes de La Rioja.

Torrecilla en Cameros

A 12 kilómetros desde Viguera, siguiendo la carretera N-111, se llega hasta Torrecilla en Cameros. Sorprende la riqueza de su patrimonio, con numerosas casas palaciegas y escudos en las fachadas. En el ayuntamiento se encuentra el Espacio Sagasta, dedicado a la figura del político Mateo Sagasta, oriundo de la localidad. Frente al edificio se halla la Casa Solé.

Tampoco puedes olvidar visitar templos como la iglesia de San Martín, la iglesia de Nuestra Señora de la Expectación, del siglo XVI, la románica ermita de San Andrés y el Santuario de Nuestra Señora de Tómalos.

El Rasillo de Cameros

En las proximidades del embalse González Lacasa, se encuentra El Rasillo de Cameros. Un hermoso pueblo que conserva muestras de arquitectura tradicional alrededor de la iglesia de Nuestra Señora de las Eras, construida entre los siglos XVI y XVII. No dejes de visitar el Museo Etnológico Victoriano Labiano.

El Rastrillo es conocido como el pueblo de las mil fiestas, ya que puedes disfrutar de sus festejos a lo largo de todo el año, así como del embalse, donde es posible practicar actividades acuáticas como windsurf, piragüismo y natación, entre otras.

Ortigosa de Cameros

Ortigosa de Cameros
Ortigosa de Cameros nevado./Foto: Depositphotos

A cinco kilómetros de El Rasillo, el pueblo serrano de Ortigosa de Cameros es otro de los que no puedes perderte en la Sierra de Cameros. Destacan la ermita de Santa Lucía, la calle de los Portales, el edificio del Casino y la iglesia de San Martín, de entre los siglos XVI y XVIII. Alberga en su interior hermosas tallas y una escultura del siglo XVII, obra de Hernando Munillas, con Santa Ana, la virgen y el niño.

Contempla las vistas desde el viaducto de San Martín y déjate sorprender por el Puente de Hierro, construido en 1910. Si lo cruzas, podrás ver las cuevas de Ortigosa, las únicas que pueden visitarse en la comunidad: la Gruta de la Paz y la Gruta de la Viña.

Pradillo

Con menos de 100 habitantes, Pradillo es un pueblo idílico a 883 metros sobre el nivel del mar, próximo a Ortigosa de Cameros. Te encantará el espacio ajardinado alrededor de la iglesia de San Martín, del siglo XVIII, y el popular hórreo de Pradillo, que alberga en la actualidad la Oficina de Turismo de Cameros. Los hornos de pan colgados de las casas sobre los voladizos de madera y el horno vertical son muestras de la arquitectura típica de la zona que siempre sorprenden al visitante. Y no dejes de acercarte hasta la ermita de la Virgen del Villar.

Cada verano, durante el mes de agosto, se celebran en Padrillo la denominada Fiestas de las Almazuelas Colgadas, cuando se cuelgan de balcones y ventanas colchas, cortinas y cobertores de diferentes telas y colores, elaborados de manera tradicional y artesana.

Gallinero de Cameros

A unos tres kilómetros de Pradillo, el siguiente pueblo en esta ruta es Gallinero de Cameros. Con menos de 30 habitantes, y a unos 1.060 metros de altitud sobre el nivel del mar, acoge sitios de interés como la Casa del Capellán y la iglesia de la Asunción, del siglo XVI. Otro de los lugares más hermosos en sus proximidades es el Prado de Libarache, un gran pastizal con una cabaña de pastores, rodeado por hayedos.

Lumbreras de Cameros

Lumbreras de Cameros
Lumbreras de CAmeros./Foto: Wikimedia Pigmentoazul CC BY-SA 4.0

Tampoco podemos olvidar Lumbreras de Cameros, capital de las 13 villas de Camero Nuevo, a unos 20 kilómetros de Gallinero de Cameros. Edificios como el Asilo, la iglesia de San Bartolomé y la barroca ermita de la Virgen de la Torre forman parte de su patrimonio más destacado. Además, en el entorno puedes divertirse en el parque de aventuras Sierra de Cameros, con rocódromo, circuitos de tirolinas y puentes colgantes y actividades como tiro con arco, entre otras.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

1 Comment

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.