El turismo de masas puede convertir en pesadilla aquel viaje imaginado con el que ansiamos descubrir lugares nuevos o visitar esos que tanto hemos soñado, pero que nos encontramos rodeados de cientos de personas con sus teléfonos móviles en alto fotografiando por doquier. Tal vez por eso, antes o después, es fácil que terminemos preguntándonos si todavía quedan sitios en los que emular lo que debieron sentir los antiguos viajeros.

Tal vez lo consigas si te vas lo suficientemente lejos, a sitios ajenos a los destinos demandados por la mayoría del público. Te ayudamos a ello, seleccionando para ti algunos de los rincones más remotos del planeta.

1Tristán da Cunha

Fuente: Wikimedia/NASA ASTER

Considerado oficialmente el sitio habitado más remoto del planeta, la isla volcánica de Tristán da Cunha se localiza a unas 1700 millas de la costa sudafricana, en pleno Atlántico Sur. Este territorio, perteneciente a la corona británica desde el siglo XIX, fue descubierto en el año 1506 y lo que en un principio era un refugio de balleneros y cazadores de focas se convirtió en una población estable que, en la actualidad, ronda los 246 habitantes en el pueblo de Edimburgo de los Siete Mares (Edinburgh of the Seven Seas).

Hay varios barcos que hacen unos 9 viajes al año desde Ciudad del Cabo hasta Tristan da Cunha. No obstante, debes debes saber que es necesaria una autorización previa de las autoridades de la isla para poder desembarcar en ella. Es posible solicitar información y realizar este trámite a través del correo electrónico. La mayoría de los viajeros llegan a la isla en cruceros, a través de viajes organizados que suelen encargarse de este tipo de trámites.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.