Amplio, luminoso, que regale panorámicas, cercano a los principales atractivos turísticos, con el máximo número de servicios y económico. Estas son las características que promocionan el grueso de los hoteles y los estándares que tienen en cuenta la inmensa mayoría de los viajeros a la hora de reservar. Pero, dentro de la extensísima oferta hotelera existente, hay otros de lo más singulares al presentar dimensiones muy discretas, que los dotan de elementos diferenciadores. Están dominados por un ambiente muy personal y regalan una tranquilidad inesperada, haciendo que el tiempo discurra de otra manera. Y es que la grandeza de un hotel no estriba en las medidas, sino en la cantidad de experiencias que nos regala y las sensaciones que nos despierta. Hoy hacemos un viaje por los hoteles más pequeños del mundo.

1Hotel Kaiteki, Vietnam

Fuente: Kaitekihotel.com

Ubicado en una de las arterias principales de Ho Chi Minh, la ciudad más poblada de Vietnam, ostenta el honor de ser uno de los hoteles más pequeños del mundo. Esto es posible porque sus habitaciones son cápsulas de reducidas dimensiones, cuyo diseño se inspira en las que presentan muchos hoteles de Japón, donde han tenido que ingeniárselas ante la carencia de espacio y el incremento del precio de este.

A pesar de su muy reducido tamaño. Sin duda, una experiencia distinta, pero que no recomendamos a los que son propensos a la claustrofobia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.