Cruzada por el río Duero, Zamora es una de las ciudades más desconocidas de nuestra geografía. Sin embargo, atesora 23 iglesias románicas, que le han valido el calificativo de ciudad del Románico, un envidiable legado modernista, que la hace parada ineludible dentro de la Ruta del Modernismo Europeo, y valiosas murallas, que la han hecho valedora del apelativo de «bien cercada». Su gastronomía, rica en sabores de la tierra, su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, y los paisajes casi yermos que la abrazan terminan de conformar la esencia de este bonita ciudad castellana.

2El castillo

Fuente: Wikipedia.

Declarado Patrimonio Histórico Español, esta fortaleza es uno de los iconos arquitectónicos de Zamora. Su origen no está del todo claro, pues unas fuentes afirman que lo mandó construir Alfonso II de Asturias, mientras que estudios recientes sostienen que fue encargado por Fernando I de León. Sea como fuere, lo cierto es que es una visita imprescindible para quienes quieran adentrarse en el pasado medieval de Zamora. Conserva tres torres, el patio de armas, la torre del homenaje, los fosos y las almenas, desde donde las vistas a la ciudad, la catedral y el río Duero son maravillosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.