Maldivas es uno de los destinos de moda después del año de pandemia. Son muchos los que sueñan con ir a ese conjunto de 1190 islas colarinas a disfrutar de un viaje de ensueño.

Así que si eres de los afortunados que, al final, va a convertir su deseo en realidad y descansar en alguna de las 90 islas ocupadas por fabulosos resorts, ten en cuenta los rincones imprescindibles en Maldivas que no puedes dejar de visitar. Un paraíso en pleno océano Índico.

Seenu

Addu Atoll
Fuente: Wikimedia/╚ DD╔ fro CC BY-SA 2.0

Si buscas un lugar idílico en las Maldivas, sobre todo, si viajas en pareja, no te pierdas el Atolón Seenu, también conocido como el Atolón Addu, ubicado en el extremo sur del archipiélago. Cuenta con muy pocas islas a su alrededor, lo que lo convierte en especial frente al resto de los que puedes visitar en la región. De hecho, este territorio ha intentado independizarse en distintas ocasiones del resto del país e incluso hablan otro idioma.

Las principales islas de Seenu se comunican entre sí por autovías o terraplenes, por lo que el movimiento entre unas y otras no te supondrá un problema. Seenu es uno de los lugares más turísticos de las Maldivas.

Aquí encontrarás más de 25 lugares de buceo y arrecifes de coral, podrás apuntarte a la observación de cetáceos y disfrutar de su majestuosa belleza.

Dhangethi

Dhangethi
Fuente: Flickr/ amanderson2 CC BY 2.0

Además de las islas con los lujosos resorts, reservas naturales y playas paradisíacas, no dejes de recorrer algunas de las pequeñas islas locales de las Maldivas para descubrir sus gentes y su cultura. Una de ellas es Dhangethi al sur del atolón Ari, a unas 6 horas en ferry de Malé.

En Dhangethi encontrarás poco turismo y playas desiertas muy bonitas. Se trata de una de las mejores islas Maldivas si quieres descubrir realmente la vida local. De hecho, es la elegida por muchos mochileros para alojarse.

Milaidhoo

Maldivas
Fuente: Wikimedia/Aantolinn1970 CC BY-SA 4.0

Catalogado como Reserva Mundial de la Biosfera por la Unesco, el atolón Baa cuenta con rincones tan hermosos como espectaculares, como la isla de Milaidhoo, con unos 300 metros de largo y 180 metros de ancho.

Milaidhoo se encuentra cerca de Malé, a una media hora en hidroavión, y además de volando puedes acercarte a ella sin problema en lancha o en ferry. Es una pequeña isla con villas de ensueño. Sus fondos marinos son espectaculares y también es uno de los mejores lugares para descubrir las embarcaciones tradicionales del país: los dhonis, barcos de vela que se construían con madera de palma de coco. De hecho, en la isla podrás comer o cenar en alguno de ellos que ha sido reconvertido en restaurante.

Sultan Park

Sultan Park
Fuente: Wikimedia/Zairon CC BY-SA 4.0

Son varios los rincones imprescindibles que no puedes perderte en Malé, la capital de las Maldivas, situada al sur de la isla de Malé. Entre ellos se encuentra el Museo Nacional de Malé (Chaandhanee Magu, Malé, Maldivas), ubicado en el Sultan’s Park, otro de los lugares imprescindibles.

En el Museo Nacional se exponen diferentes colección del período musulmán de la historia del país, como maquetas de barcos de pesca, tambores lacados, puñales y joyas reales, además de espectaculares esculturas.

Mercados de Malé

mercado de Malé
Fuente: Pixabay/pasja1000

En Malé hay dos mercados que vale la pena conocer: el de pescado y el de frutas y verduras. Podrás ver descargar las capturas, cortarlas y empaparte del bullicio del día del mercado tradicional de pescado. Aprovecha para dar un paseo por el embarcadero y conocer más los productos típicos del lugar. No dejes de comprar la frutar exótica en el mercado local. Te sorprenderá.

Monumento del Tsunami

Tsunami
Fuente: Wikimedia/Zairon CC BY-SA 4.0

Si hay un monumento emblemático en Maldivas es el monumento del Tsunami (Thin Ruh Park, Boduthakurufaanu Magu, Malé, Maldivas), en Malé. Se construyó en el año 2004 como recuerdo a las víctimas del tsunami que se produjo aquel año. Se localiza en una de las zonas más tranquilas de la ciudad de Malé, junto al paseo marítimo.

Mezquita del Viernes de Malé

Malé Hukuru Miskiy
Fuente: Wikimedia/Zairon CC BY-SA 4.0

Maldivas es un país musulmán, de manera que encontrarás varias mezquitas por sus islas. No dejes de acercarte a alguna de ellas para comprender la cultura del país. La más grande de todas es la Mezquita del Viernes de Malé, también denominada Malé Hukuru Miskiy. Se construyó con rocas de coral en el año 1658 y en sus orígenes tenía un techo de paja que no se reemplazó hasta el siglo XX.

Dhiffushi

Diffushi
Fuente: Flickr/nathan williams CC BY 2.0

A unos 35 kilómetros al norte de Malé se localiza Dhiffushi, en el atolón de Kaafu, uno de los destinos más económicos de las Maldivas y en el que puedes disfrutar de estupendos restaurantes a precios más asequibles para saborear la comida típica. Aquí encontrarás tres hermosas playas y la posibilidad de practicar snorkel con tortugas o disfrutar del atardecer mientras avistas delfines.

Kudahuvadhoo

Kudahuvadhoo
Fuente: Wikimedia/Ishan @seefromthesky CC0 1.0

Kudahuvadhoo es una de las islas más hermosas de Maldivas. Se encuentra en el atolón del sur de Nilande o Dhaalu, y además de sus impresionantes playas cuenta con rincones únicos, como los montículos hawaittas, que acogen las antiguas ruinas de los templos budistas, o la antigua mezquita coralina.

Las Maldivas están llenas de rincones paradisíacos que conocer, así que si tienes oportunidad, no dudes de organizar en ellas el viaje de tu vida.