Al este de la provincia de Teruel hay un lugar maravilloso no siempre conocido por los viajeros. Nos referimos a Matarraña, con un patrimonio artístico y natural de tal belleza y valor que se ha ganado el sobrenombre de la Toscana aragonesa.

Por si te apetece acercarte a descubrirlo, nos asomamos por sus lugares más emblemáticos y te recomendamos aquellos que no puedes perderte si viajas hasta Matarraña, el mejor secreto de Aragón, y uno de los paraísos que esconde la península ibérica.

Cinco pueblos para visitar en la comarca de Matarraña

Beceite

Beceite (Matarraña)
Fuente: Wikimedia/Jvbct CC BY-SA 4.0

Si hay varios sitios en los que tienes que detenerte en la comarca de Matarraña son sus cinco pueblos catalogados como Conjunto Histórico-Artístico.

El primero podría ser Beceite, donde destaca la antigua entrada a la villa: el gótico Portal de San Gregorio, así como la capilla de San Gregorio Papa y el resto de las antiguas puertas de las murallas del siglo XVI, como el Portal de Vilanova, el Portal de Sant Roc, el Portal de Carrau, el Portal del Coll y el Portal del Pilar.

No te pierdas la Lonja del Ayuntamiento, la torre defensiva de la Torreta, la Antigua Fábrica Noguera, que fue un molino papelero, y el Calvario, donde puedes iniciar el sendero que conduce hasta la ermita de Santa Bárbara.

Calaceite

Calaceite
Fuente: Wikimedia/José Luis Mieza CC BY 2.0

Otro de esos destinos ineludibles en Matarraña es Calaceite. El centro neurálgico de la villa es la Plaza de España y si recorres sus calles seguro que harás un montón de fotografías, con sus arcos, sus recovecos y rincones que siempre sorprenden. Acércate a visitar el Museo Juan Cabré (Calle Don Juan Cabré, 7, 44610 Calaceite, Teruel), con una destacada colección de arte contemporáneo, la ermita de Santa Ana y el poblado íbero de San Antonio, situado en el cerro de San Cristóbal, a un kilómetro del centro.

La Fresneda

La Fresneda
Fuente: Wikimedia/Anthony Morel CC BY-SA 4.0

Otro Conjunto Histórico-Artístico de Matarraña, junto a los anteriormente mencionados Calceite y Beceite, es La Fresneda. La Casa Consistorial (Plaza Mayor, 2, 44596 La Fresneda, Teruel) del siglo XVI, la Plaza Mayor con sus casas señoriales de entre los siglos XVII y XVIII, edificios como la Casa de la Encomienda (Calle Pilar, 5, 44596 La Fresneda, Teruel) y el trazado medieval de sus calles te fascinarán. También pueden verse los restos de su antiguo castillo-fortaleza: el castillo de Santa Bárbara (Calle Castillo, 14, 44596 La Fresneda, Teruel).

Ráfales

Ráfales
Fuente: Wikimedia/Millars CC BY-SA 3.0 ES

Son varios los sitios de interés que te aguardan en Ráfales, catalogado como Conjunto Histórico-Artístico. Paseando por sus calles descubrirás la Casa Consistorial del siglo XVI, la iglesia gótica de Nuestra Señora de la Asunción, la imprescindible Plaza Mayor y los restos del castillo de la Orden Calatrava. Y no olvides acercarte hasta la ermita de San Rafael Arcángel, en el cerro homónimo, para admirar este templo del siglo XVIII.

Valderrobres

Valderrobres
Fuente: Wikimedia/José Luis Mieza CC BY 2.0

El Conjunto Histórico-Artístico de Valderrobres en Matarraña es impresionante. La iglesia de Santa María la Mayor y el castillo constituyen un conjunto monumental de estilo gótico de los más bonitos de la comunidad autónoma. La fortaleza está levantada sobre una roca natural, y en el siglo XV comenzó a transformarse en un palacio episcopal. Pero no es la única maravilla de Valderrobres.

Atraviesa su puente de Piedra sobre el río Matarraña y cruza el portal de San Roque (Av. Hispanidad, 1, 44580 Valderrobres, Teruel) para adentrarte en el antiguo núcleo de la villa medieval. Fíjate en el escudo de su ayuntamiento con las figuras de los grifos y la pintura de su fachada, en un edificio que fue catalogado como Bien de Interés Cultural, así como al resto del conjunto histórico. Pasea por la Plaza de España, descubre la Fonda de la Plaza del siglo XIV y la Casa Pallarés, y acércate hasta la ermita de San Miguel de Espinalbar.

Otros planes en Matarraña

Son muchos los planes que puedes hacer en Matarraña: turismo rupestre realizando rutas a caballo, senderismo por itinerarios como la Ruta de los Túmulos y Salt de la Portellada, y recorridos BTT de distintos niveles de dificultad para todo tipo de aficionados, como por el Pantano de Pena, la Vía Verde Val de Zafán o Lo Llaurador, entre otras.

También es posible realizar otras rutas culturales por la comarca, como la Ruta de las Cárceles, para descubrir las mazmorras más antiguas de la comarca, o la Ruta de los Túmulos Ibéricos, para conocer sus monumentos funerarios megalíticos.

Pero entre todas las rutas culturales te recomendamos que no te pierdas la posibilidad de visitar aquellas que nos permiten descubrir el arte rupestre en Matarraña. En 1998, las Pinturas Rupestres del Arco Levantino, en las que se circunscribe, fueron catalogadas como Patrimonio Mundial por la Unesco. Así que no olvides visitar el conjunto de Els Gascons (Cretas), Les Caigudes del Salbime (Mazaleón) y las pinturas de La Fenellassa (Beceite).