A lo largo y ancho del mundo, se encuentran monumentos que nos recuerdan los peores momentos de la humanidad, símbolos de la crueldad, locura y barbarie a la que puede llegar el ser humano en todos los continentes y en todas las épocas.

Con el fin de que la historia no vuelva a repetirse, hay lugares que han sido adaptados como museos; en otros, se han levantado esculturas en recuerdo de las víctimas; y alguno más nos encontramos inalterable, exactamente igual a cuando fue levantado. Todos ellos deberían invitarnos a reflexionar.

1Monumento al Genocidio Armenio

Monumento al Genocidio Armenio
Fuente: Wikipedia/Hanay CC BY-SA 3.0, https://commons.wikimedia.org/w/index.php?curid=26111966

Con la finalidad de honrar a las víctimas del genocidio armenio, cometido durante la Primera Guerra Mundial, se levantó en 1965 el Dzitsernagapert o Tzitzernakaberd, junto al Museo del Genocidio Armenio, próximo a la ciudad de Ereván, capital de Armenia. Cada año, el 24 de abril, día de duelo nacional, políticos, ciudadanos y miembros de la iglesia se reúnen en este lugar para recordar al millón y medio de armenios masacrados.