Los tiempos en los que vivir una gran experiencia turística conllevaba desembolsar una astronómica cifra de dinero afortunadamente ya han sido dejados atrás. A día de hoy existe la posibilidad de optar por alternativas de bajo coste que son plenamente disfrutables, teniendo la mayoría de consumidores la capacidad económica suficiente para decantarse por ellas.

Un buen ejemplo reside en gozar de una gratificante vuelta al mundo, una vivencia que en décadas anteriores suponía despedirse de todos los ahorros, mientras que en la actualidad la inversión es mucho más reducida. Aunque para dar pie a una experiencia gratificante de principio a fin es esencial que pongas en práctica los consejos que leerás a continuación.

Mapa del Mundo
Mapa del Mundo

Averígualo todo sobre cada país que pretendes visitar

Durante el transcurso de una vuelta alrededor del planeta son innumerables las regiones en las que se hace acto de presencia. Desafortunadamente algunas de ellas no cuentan con demasiada información en la red u otros medios, aunque puedes empaparte de datos interesantes accediendo a un chat frecuentado por individuos que residen en dichos países.

Los lugareños cuentan con información privilegiada que no encontrarás en ningún tipo de guía turística, por lo que es altamente recomendable entablar comunicación con ellos, lo cual es fácil y cómodo gracias a las salas de chat regionales que están al alcance de un par de clics.

Aprovecha la economía colaborativa

Para que la experiencia sea asequible a nivel monetario puedes optar por alternativas que cada vez están más extendidas, ejemplificándolo las de realizar los trayectos en un coche compartido con su respectivo propietario y alojarse en habitaciones de viviendas particulares prescindiendo de otros tipos de hospedajes –resultando en ambos casos muy gratificante a nivel cultural.

Lleva toda la documentación necesaria

Como es menester el pasaporte se convierte en uno de los documentos más trascendentes a lo largo de una vuelta al mundo, por lo que cerciorarse de su vigencia es de vital importancia. A su vez, los visados te darán acceso a determinados países, mientras que no disponer de ellos te impediría disfrutar de algunas regiones muy restrictivas en este sentido. Es por ello que has de informarte sobre aspectos fronterizos, aconsejándose contactar con las embajadas españolas para tal fin.

Acude al médico antes de partir

¿Sabías que para visitar algunos países es imprescindible vacunarse? En efecto, ya que en caso contrario tu organismo podría verse sometido a una serie de afecciones de mayor o menor gravedad.

Evitarlo es tan sencillo como mencionarle al especialista las regiones por las que pasarás –por muy corta que sea tu estancia allí- encargándose el profesional de determinar qué vacunas requerirás.

Revisa bien el coche

Si prescindes de la economía colaborativa y, aun así, quieres que el viaje alrededor del globo terráqueo no sea muy caro puedes optar por hacerlo mediante tu propio automóvil. Ir de un continente a otro es posible embarcándolo en determinados buques que admiten vehículos.

Pero la experiencia dejaría mucho que desear si, al visitar alguna ciudad, el coche sufriera alguna avería perfectamente evitable habiéndolo revisado a fondo antes de efectuar el viaje. Así pues, no está de más pasar por tu taller de confianza y comentarle al profesional la elevada cifra de kilómetros que pretendes recorrer con tu medio de transporte.

Compra un localizador para el vehículo

Independientemente de si te decantas por el coche, una autocaravana o cualquier otro tipo de vehículo es innegable que, en ciertos países, llamará mucho la atención de los lugareños corriendo un serio riesgo de que acabe siendo robado.

Ante este tipo de situaciones en el extranjero los localizadores GPS resultan de gran ayuda, puesto que al ser colocados discretamente en los medios de transporte indican la ubicación en la que se encuentran para poderlos recuperar en caso de pérdida o sustracción.

Las baterías externas también son muy útiles

Si el dispositivo anteriormente mencionado es útil no se queda atrás el powerbank que podrá sacarte de más de un apuro. Aparatos como el teléfono móvil y la cámara de fotos suelen quedarse sin batería en repetidas ocasiones, la cual puedes recargar en cualquier rincón del planeta con este elemento tecnológico.

Contrata un buen seguro de viaje

Hablando de imprevistos es fundamental que tengas en cuenta que son innumerables las situaciones adversas que pueden producirse durante una vuelta al mundo. De ti depende que se queden en simples anécdotas o acaben convirtiendo una vivencia extraordinaria en una pesadilla.

Para que los problemas no deriven en situaciones graves se recomienda la contratación de un seguro que cubra la mayor cantidad posible de contratiempos que acostumbran a darse a lo largo de un viaje de tal magnitud.

Al organizar los trayectos ten en cuenta las paradas a realizar

En ocasiones de un país a otro te verás obligado a recorrer una ingente cantidad de kilómetros, acarreando un desplazamiento muy duradero. Es por este motivo que las paradas se convierten en esenciales si quieres mantenerte sano a lo largo del viaje. Estirando las piernas cada hora y media con una breve caminata de cinco minutos optimizarás tu circulación sanguínea y podrás seguir con la ruta en plenas facultades.

Compartir
Algún día me gustaría viajar a la luna, mientras tanto disfruto conociendo todos los rincones de nuestro planeta.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.