Los Picos de Europa, en la Cordillera Cantábrica, son uno de los lugares más maravillosos de la península. Recorrer sus senderos, asomarse a sus miradores, admirar su patrimonio etnográfico e histórico, ascender a sus cumbres y fotografiar sus cascadas y saltos de agua siempre es una auténtica delicia.

El Parque Nacional de los Picos de Europa se extiende además por tres comunidades autónomas: Asturias, Cantabria y Castilla y León. Si todavía no lo conoces o te quedan sitios por descubrir, nosotros te recomendamos estos rincones mágicos en los Picos de Europa para disfrutar de ellos a lo largo de todo el año.

1Desfiladero de los Beyos

Desfiladero de los Beyos
Fuente: Wikimedia/McBodes CC BY 3.0

El más famoso de los desfiladeros que se encuentran en Picos de Europa es el espectacular desfiladero del Carés, pero hay otro precioso y que cuenta con la ventaja de que es visitable para todos los públicos, incluidas las personas con problemas de movilidad.

Nos referimos al desfiladero de los Beyos, un cañón de unos 12 kilómetros de largo, que también se puede recorrer en coche a través de una pintoresca carretera paralela al río Sella, en Asturias, y detenerse a descubrir sus cascadas y mágicos rincones.