La gastronomía patria incluye platos típicos como la paella, la tortilla de patatas, la fabada o las patatas bravas, que son todo un éxito entre los muchos viajeros que nos visitan. Sin embargo, también contempla otros que incluyen ingredientes poco convencionales o partes ‘extrañas’ de animales que asombran a los turistas y que, desde luego, no son aptos para los más aprensivos. A fin de cuentas, no es muy común encontrar en las cartas de restaurantes de otras partes del mundo callos, intestinos de animales o criadillas. Veamos cuáles son los platos que comemos en España con asiduidad, pero que resultan repugnantes a quienes nos visitan.

1Criadillas

Fuente: unareceta.com

Es el término culinario que se utiliza para aludir a las partes nobles de los animales, es decir, los testículos. Se consumen desde la Antigüedad, época en la que se le atribuían propiedades afrodisíacas, y se sabe que Felipe III y Carlos III las consideraban una exquisitez. Aunque las hay de cordero o ternero, las provenientes del toro y el cerdo son las que más recetas protagonizan, especialmente en Madrid. Sin embargo, esta vianda, que muchos viajeros ven repugnante, también se consume en China y algunos países del este de Europa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.