Entre todos los espacios naturales de Cataluña, llama la atención el que constituye su mayor zona húmeda, con nada más y nada menos que 7736 hectáreas de extensión: el Parque Natural del Delta del Ebro (Parc natural del Delta de l’Ebre), declarado como tal en el año 1983.

Se extiende por las comarcas del Baix Ebre y del Montsià, donde también descubrirás hermosos pueblos y rincones en los que escapar a disfrutar de la naturaleza en tus momentos de ocio. Repasamos la información imprescindible que debes conocer para descubrir el Parque Natural del Delta del Ebro, en la provincia de Tarragona.

Patrimonio natural

Riumar
Fuente: Flickr/candi CC BY 2.0

Si hay un hábitat acuático de importancia en el Mediterráneo occidental, además del de la Camarga, en el Parque Regional Francés, es el del Delta del Ebro. Este paisaje llano, de amplios cultivos y campos de arroz en su interior, contrasta con los carrizales y juncales de su litoral, las dunas y las grandes playas de arena. Todo ello contribuye a la diversidad y riqueza natural que le caracteriza. Las aves son lo más destacado de su fauna, ya que aquí encontrarás más de 300 especies diferentes, y son numerosos los itinerarios ornitológicos que puedes realizar en el parque.

Uno de los paisajes más típicos es el que constituyen sus arrozales, que en invierno están sin agua y en primavera se inundan, mientras que en verano son inmensos prados verdes. En estas extensiones encontrarás aquí y allá las típicas barracas, con sus techos de brezo y sus blancas paredes.

Son muchas las lagunas del Delta del Ebro, con numerosos miradores, como la del Canal Viejo, la de las Ollas, la Alfacada, la Platjola, Cerrada y la Encanyssada, y en la isla de Buda también se localizan varias. Esta hermosa isla, donde pastan los caballos de la Camarga, es uno de esos rincones imprescindibles del parque, aunque se necesita autorización expresa para acceder a ella.

En la costa, el delta cuenta con más de 100 kilómetros de arenales en los que perderse a pasear, nadar en sus aguas y disfrutar de hermosas puestas de sol. Entre ellos destaca la larga Playa del Trabucador, uno de los paraísos del kitesurf. También puedes hacer excursiones en barco por la bahía, visitar las plataformas de ostras y mejillones, y degustar la gastronomía de la zona.

Casa de Fusta

La Casa de Fusta
Fuente: Flickr/Sole Perez CC BY-SA 2.0

La Casa de Fusta (Amposta, Carrer Partida Encanyissada, 43870, Poblenou del Delta, Tarragona, España) es una de las más emblemáticas de este territorio. Alberga el centro de información del parque natural, así como un museo ornitológico y un centro de actividades de ocio para disfrutar en familia, como paseos en barca de pesca tradicional, en carro, en cuatriciclos, en bicicletas, avistamiento de aves, etc. Frente a la casa se encuentra un mirador o torre de observación desde donde contemplar la balsa de l’Encanyissada, la más grande del territorio, y en la que los protagonistas son los coloridos flamencos.

Faro del Fangar

Faro del Fangar
Fuente: Wikimedia/ Agustí Descarrega Solà CC BY-SA 4.0

Entre los lugares más idílicos del parque natural, no olvides recorrer la punta del Fangar, ubicada en una península con alrededor de 6 kilómetros de longitud y 3 kilómetros de ancho, en la que se alza el faro del Fangar. Por otro lado, no olvides que en la punta de la Banya se encuentran las salinas de la Trinidad.

Patrimonio cultural

Cases d'Alcanar
Fuente: Wikimedia/Espencat

El Parque Natural se extiende por las comarcas del Montsià, que conforma el hemidelta derecho, y el Baix Ebre, que configura el hemidelta izquierdo. Resulta imprescindible conocer la localidad de Amposta, donde visitar el Museo de las Tierras del Ebro (Carrer Gran Capità, 34, 43870, Amposta, Tarragona), San Carlos de la Rápita, las Cases d’Alcanar, Deltebre, donde se ubican los centros de información y los museos del parque natural, PobleNou del Delta, ElsMuntells,  Sant Jaume d’Enveja, L’Ampolla y l’Ametlla de Mar.

Información práctica

Delta del Ebro
Fuente: Flickr/jose maria vazquez CC BY 2.0

El Delta del Ebro se localiza a unos 178 kilómetros de Barcelona y a unos 83  kilómetros de Tarragona. Para acceder desde Barcelona en coche debes tomar la autopista AP-7 y tomar la salida 39 (l’Ampolla-El Perelló), para dirigirte al hemidelta norte y las salidas 40 (l’Aldea) o 41 (Amposta), para adentrarte en el hemidelta sur. Para llegar en transporte público puedes tomar la línea regular de la compañía HIFE que comunica Barcelona con Tortosa o la línea Ca 1 de Renfe. Desde Tortosa existen enlaces frecuentes de autobús a los distintos pueblos del Delta del Ebro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.