¿Qué islas puedo visitar en ferry desde Lanzarote?

¿Estás en Lanzarote y quieres echar un vistazo a alguna de las islas vecinas? Descubre los ferrys con salidas regulares a Gran Canaria o Tenerife

Playa Blanca de Lanzarote
Playa Blanca de Lanzarote

¿Estás en Lanzarote y quieres echar un vistazo a alguna de las islas vecinas? No hace falta que vayas a nado pues tienes ferrys para dar y tomar con salidas regulares a Gran Canaria o Tenerife. Por lo tanto, prepara la maleta –e incluso el coche, la bicicleta o la autocaravana– y parte hacia estos estupendos destinos.

Playa Blanca de Lanzarote
Playa Blanca de Lanzarote

Gran Canaria

Una de las grandes virtudes del archipiélago es lo excelentemente bien comunicadas que están entre sí las islas. Así, cualquiera pueda desplazarse hasta Gran Canaria embarcando en un ferry hacia la capital de la comunidad canaria. En este sentido, conviene destacar que esta travesía que une Arrecife con Las Palmas cuenta con rutas semanales y suele durar aproximadamente 3 horas y 45 minutos.

Lo cierto es que las rutas entre islas gozan de una estupenda acogida entre los propios canarios. Así, en 2019 –no podemos aportar datos de 2020 debido al fuerte confinamiento existente entonces– unos 125.000 ciudadanos del archipiélago se movieron entre las islas con ocasión de la Semana Santa y llegaron a copar hasta el 90 % las plazas existentes tanto en las navieras como en aerolíneas.

No es para menos, pues solo en Gran Canaria nos aguarda su bonita y populosa capital en la que extraviarnos no solo por sus playas, sino también por sus monumentos como la Catedral Metropolitana de Santa Ana de Canarias, la Casa de Colón o el Jardín Botánico Viera y Clavijo.

Tenerife

Por su parte, Tenerife es otra de las islas que surge en el horizonte de posibles visitas desde Lanzarote. En concreto, desde esta última zarpa un barco de forma frecuente, aunque es cierto que la travesía se alarga durante toda una jornada dado que son precisas algo más de 8 horas e incluso –dependiendo del tipo de barco– de 23 horas.

Pero ya te adelantamos que la ruta, a pesar de las horas, te resultará muy grata pues en el buque encontrarás restaurantes, camarotes e incluso una piscina, entre otras comodidades.

Sin duda, recalar en una isla como Tenerife supone deleitarse con parajes naturales como los que descubrirás en el Parque Nacional del Teide. Recuerda que la isla más grande del archipiélago acoge en su seno a todo un gigante como el pico del Teide que se alza a 3.715 metros sobre el nivel del mar. Tampoco conviene desdeñar una visita por el Parque Rural de Anaga cuyos bosques de laurisilva evocan una novela de la mejor fantasía. Por cierto, resulta indispensable asomarse a la deslumbrante belleza de la Playa Tamadite.

Por lo tanto, ya has visto que Lanzarote supone una estupenda lanzadera hacia otros puntos de Canarias a bordo de un ferry. En definitiva, no hay excusa para no lanzarnos a su conquista.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.