Ciudades italianas maravillosas hay muchas y, entre ellas, se encuentra Génova, la capital de Liguria, con uno de los puertos de mayor importancia de toda Italia. Centro financiero, artístico, turístico y de gran relevancia histórica, este es uno de los destinos que no puedes perderte en el país.

De tal modo, si te animas a conocerlo, te recomendamos qué ver en Génova, para que puedas enamorarte de esta ciudad declarada capital europea de la cultura en 2004 y que no se te pase por alto ninguna de sus paradas imprescindibles.

Porto Antico

Génova
Fuente: Wikimedia/Andrea Puggioni CC BY 2.0

Si comienzas el paseo a la ciudad de Génova en la Estación Marítima (Stazione Marittima) tu primera parada será el Museo del Mar Galata (Galata Museo del Mare, Calata de Mari, 1). Tras la visita, disfruta del paseo por el puerto, en el que puedes acercarte a conocer el Faro Linterna de Génova, conocido como Torre della Lanterna (Rampa della Lanterna), uno de los símbolos de la ciudad.

En el Puerto Viejo (Porto Antico) te encontrarás en el epicentro turístico genovés, con el famoso Acuario de Génova, la Biosfera (Ponte Spinola), el ascensor panorámico BIGO (Calata Cattaneo), el Museo Luzzati (Area del Porto Antico, 6) y el Museo de la Antártida (Via al Porto Antico) pues el país también cuenta con una base en esa zona del mundo.

Palazzo San Giorgio

Palazzo San Giorgio
Fuente: Wikimedia/Alessio Sbarbaro CC BY-SA 2.0

Continúa tu ruta hacia el Palacio de San Jorge (Palazzo San Giorgio, 2), que es sede de la Autoridad Portuaria (Autorità di Sistema Portuale del Mar Ligure Occidentale). En la fachada de este edificio que conserva parte de su estructura medieval y otra parte de su estilo renacentista, podrás distinguir a San Jorge y el dragón, recuerdo de una época en la que esta era la Casa de San Jorge.

Piazza Banchi

Piazza Banchi
Fuente: Wikimedia/Maurizio Beatrici CC BY-SA 4.0

A 160 metros del palacio se localiza la Piazza Banchi. En ella destaca la primera Bolsa italiana y una de las primeras de Europa: la Loggia della Mercanzia o Loggia di Banchi, de mediados del siglo XIX, y la iglesia de San Pedro (Chiesa de San Pietro in Banchi).

Catedral de San Lorenzo

Catedral de San Lorenzo
Fuente: Flickr/Sjaak Kempe CC BY 2.0

Si avanzas hasta llegar a la vía San Lorenzo, encontrarás la famosa Catedral de Génova. La Catedral de San Lorenzo (Cattedrale di San Lorenzo, Piazza San Lorenzo), levantada entre los siglos XII y XIV, combina sus laterales románicos con su fachada gótica y en ella todavía es posible distinguir una bomba de la Segunda Guerra Mundial, al fondo de una de sus naves, que nunca detonó. En su interior también puedes visitar el Museo del Tesoro de San Lorenzo.

En los alrededores de la catedral se encuentra el Museo del Jazz G. Dagnino (Via Tommaso Reggio, 34), inaugurado en el año 2000. A un minuto andando, puedes contemplar la Torre dei Maruffo (Via di Canneto Il Lungo, 23).

Casa di Cristoforo Colombo

Casa de Cristóbal Colón
Fuente: Wikimedia/Maurizio Beatrici CC BY-SA 4.0

Si estás en Génova, a 10 minutos de la Torre dei Maruffo, es imprescindible acudir a la casa donde se cree que nació y vivió Cristóbal Colón. Convertida en museo, y reconstruida en el siglo XVIII tras haber quedado destruida por los bombardeos del siglo anterior durante la guerra con los franceses, la Casa de Cristóbal Colón (Casa di Cristoforo Colombo, Via di Porta Soprana) se encuentra junto al claustro del antiguo convento de Sant’Andrea.

Piazza de Ferrari

Plaza de Ferrari
Fuente: Wikimedia/ Marcelloegos CC BY-SA 4.0

La decimonónica Plaza de Ferrari (Piazza de Ferrari) se encuentra rodeada por el Palacio Ducal, el Teatro de la Ópera Carlo Felice, la Accademia Ligustica di Belle Arti, el edificio de la Regione Liguria y el Palazzo della Nuova Borsa. En su centro se alza la fuente de bronce del arquitecto Cesare Crosa di Vergagni del año 1936.

Via Garibaldi

Via Garibaldi
Fuente: Wikimedia/Emanuela Meme Giudic…CC BY 3.0

En la antiguamente conocida como Strada Nuova, y actual Via Garibaldi, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en el año 2006, y también denominada Vía Áurea, se localiza el sistema de los Palazzi dei Rolli. Está formado por el Palacio Rojo (Palazzo Rosso), el Palacio Blanco (Palazzo Bianco), donde se exponen pinturas de Rubens y Caravaggio, el Palazzo Tursi y el Palacio Municipal.

Via Balbi

Via Balbi
Fuente: Wikimedia/Carlo Dell’Orto CC BY-SA 4.0

La siguiente calle histórica imprescindible que debes recorrer en Génova es la Via Balbi, en la que se encuentra la sede de la Universidad y el Palazzo Reale, el cual fue la residencia oficial de la dinastía Saboya. Desde aquí podrás regresar con facilidad a la Estación Marítima, inicio de la ruta.

Boccadasse

Bocadasse
Fuente: Pixabay

Si dispones de más tiempo en la ciudad, además de seguir descubriendo sus numerosos museos y edificios históricos en uno de los cascos antiguos más grandes de Europa, no dejes de recorrer el colorido y pintoresco barrio de pescadores Boccadasse, en la zona oriental, así como Nervi, lugar de residencia de la aristocracia a lo largo del siglo XIX, famoso por sus parques y jardines.

Compartir
Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.