El mejor artista del balón del siglo XXI y uno de los intelectuales más importantes de Latinoamérica durante el siglo XX. La ciudad de Rosario en la provincia de Santa Fe en Argentina vio nacer hace 31 años a Lionel Messi, tal vez el mejor jugador de la historia (con permiso de un compatriota) y hoy en día, sobre todo en España, Rosario suena a fútbol.

Fuente: Flickr

Pero hay más, claro. Porque en la ciudad santafesina también nació —aunque a todas luces de forma circunstancial— Ernesto Guevara: el guerrillero, el escritor, el médico, el político, el pensador y el icono Pop. ¿Nos acercamos un rato a la ciudad donde nacieron dos figuras tan distintas, tan geniales?

Fuente: Wikipedia

Rosario es una de las urbes más importantes de Argentina, tanto nivel poblacional  —es la tercera ciudad más populosa del país—, como económica: por sus puertos sale aproximadamente el 80% de las exportaciones de cereales y derivados de la nación. Pero Rosario no suele ser parada obligatoria del viajero que llega a Argentina, algo que desde el Ente Turístico de la ciudad tratan de cambiar. Y buenas razones hay para ello.

Sin duda, el hito más famoso de la ciudad es el Monumento Histórico Nacional a la Bandera de 1957, una mole de mármol travertino y piedra de los Andes. Es un monumento que nos fascina por su impacto estético pero también nos sobrecoge por su estilo conmemorativo que recuerda un pasado controvertido a ambos lados del Atlántico.

Fuente: Ente Turístico Rosario

De cualquier forma, es paso obligado para el viajero también por encontrarse justo en la ribera del Paraná, verdadero eje de Rosario tanto desde un punto de vista económico como turístico. El Paraná fue y es la razón de ser de la urbe santafesina. La importancia del tráfico comercial fluvial en Argentina es fundamental y en él Rosario y sus puertos juegan un papel decisivo.

Pero, además, en las últimas décadas del siglo pasado, los urbanistas de la ciudad tejieron en la Ribera derecha del Paraná una serie de parques interconectados que son hoy en día uno de los mayores atractivos de Rosario. Desde muchos de estos espacios verdes las vistas son deliciosas y los atardeceres (o los amaneceres, depende del día) pueden convertirse en objeto de deseo para tu cámara de fotos.

Fuente: Flickr

Y, más allá, ahora que la primavera austral ha llegado, nos encontramos con las playas y los balnearios, no solo en la ribera derecha del río, sino en las islas del Alto Delta. El Balneario de La Florida es una de las zonas de esparcimiento más populares de Rosario, también por ser una de las playas más cercanas al centro de la ciudad, desde la que, además, podemos disfrutar de una de las mejores panorámicas del imponente Puente de Rosario Victoria. Un poco más al sur también destaca la Rambla Catalunya.

 

De vuelta de un día de playa y un paseo en barco al centro de la ciudad tal vez te apetezca conocer algunos de los emblemas de Rosario como el Museo de Arte Contemporáneo de Rosario (MACRO) en el que podemos adentrarnos en algunas de las últimas propuestas de los artistas nacionales. También es interesante el Teatro el Círculo, un espacio con más de un siglo de historia que incluye el Museo de Arte Sacro Eduardo Barnes, situado en las catacumbas.

Para los aficionados a la arquitectura, no podemos obviar los Centros de Distrito de Autor, una suerte de centros municipales, algunos de los cuales han sido ejecutados bajo proyectos de varios arquitectos de renombre, incluso a nivel internacional, como el caso de Álvaro Siza.

Fuente: Ente Turístico Rosario

Otra atracción importante de Rosario es el Encuentro y Fiesta Nacional de Colectividades —Una historia de convivencia— que se celebra durante el mes de noviembre y que alcanza este 2018 su 34º edición. En ella, más de 20 países muestran sus raíces culturales a través de música, bailes, vestidos tradicionales y gastronomía. Y ya que hablamos de comer, que siempre es importante, Rosario intenta convertirse en un centro gastronómico de primer nivel. Y materia primera tiene para ello al tratarse de una de las ciudades portuarias más importante de toda Sudamérica.

Fuente: Ente Turístico Rosario

En Rosario, como en cualquier otro punto de Argentina, no puede faltar el fútbol. Rosario Central y Newell’s Old Boys son los dos conjuntos principales de la urbe y, cómo no, grandes rivales. Sin duda, ver un partido en el Gigante de Arroyito o en el Marcelo Bielsa es toda una experiencia… aunque no te guste el fútbol. Y si es el Clásico rosarino, ya no digamos…

Fuente: Ente Turístico Rosario

Y de Messi y el Che, ¿sabemos algo? A Messi va a ser difícil verlo más que aterrizar en el Aeropuerto Internacional Islas Malvinas, pero nos quedan los murales que decoran buena parte de la ciudad y que hacen honor al 10, a pesar de que, como sabemos, Leo —o Lío para los argentinos— es una figura que despierta cierta controversia en el país, incluso en su ciudad natal.  En cuanto al Che, tenemos una estatua —de dudoso gusto, por otro lado— que se encuentra en la Plaza del Che en el Parque Irigoyen, al sur de la ciudad.

A pesar de la creciente delincuencia vinculada al narcotráfico y a la lucha de bandas, Rosario sigue firme, como su Monumento a la Bandera, pero amable, como su río Paraná, dando la bienvenida al viajero a esta tierra de genios que ofrece numerosos atractivos.

Compartir
Soy redactor, profesor de escritura creativa e historiador del arte. También paso la aspiradora, hago la colada y cambio pañales. Y cuando sobra algo de dinero, viajo. Se admiten donaciones.

No hay comentarios

Dejar respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.