La naturaleza kárstica de la tierra asturiana provoca que esta comunidad sea un destino ideal para visitar sus cuevas naturales y sorprenderse en el interior de sus grutas. Muchos de estos espacios de importancia geológica y natural pueden ser visitados , y resultan destinos perfectos para el turismo rural y el turismo activo.

Si no sabes por dónde empezar, esta es nuestra particular ruta por las cuevas más bonitas de Asturias. ¿Te animas a descubrirlas con nosotros? La primavera y el verano son las mejores estaciones para ello.

La Cuevona (Ribadesella)

La Cuevona
Fuente: Wikimedia/Pacodonderis CC BY-SA 4.0

Comenzamos la ruta en el hermoso concejo de Ribadesella. A unos 5 kilómetros, en dirección a la localidad de Cuevas del Agua, se encuentra la espectacular La Cuevona de Cuevas. Esta cueva natural es una vía de comunicación para poder alcanzar Cueves o Cuevas del Agua, así que es la única de todo el recorrido que está atravesada por una carretera.

Te sorprenderá cruzar sus 300 metros de longitud y descubrir formaciones geológicas que han sido bautizadas como Las barbas de Santiago o La lengua del diablo. El acceso es libre, así que puedes ir a conocerla en cualquier momento.

Cuevona de Ardines

A escasos metros de la Cueva de Tito Bustillo se localiza la Cuevona de Ardines, en la que destaca una impresionante sala con un techo de 40 metros de altura. La duración de la visita guiada es de unos 45 minutos y para acceder a ella es necesario ascender 300 escalones.

Para poder visitarla debes retirar una invitación online para los pases por la mañana de 11:45 horas de miércoles a domingo o en horario de tarde a las 16:45 horas los fines de semana. También puedes retirarla en la recepción del Centro de Arte Rupestre de Tito Bustillo. El acceso se ofrece sin coste adicional alguno con la entrada al centro.

Cueva de Tito Bustillo (Ribadesella)

Cueva de Tito Bustillo
Fuente: Wikimedia/Falconaumanni CC BY 3.0

A unos 12 minutos en coche de La Cuevona se localiza una de las cuevas más increíbles de Asturias, declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Nos referimos a la famosa Cueva de Tito Bustillo, que atesora increíbles muestras de arte rupestre paleolítico. Permanece abierta desde la primavera hasta el otoño, de miércoles a domingo desde las 11:00 a las 17:00 horas.

La visita guiada es de una hora de duración y para poder conocerla es necesario dirigirse 30 minutos antes al Centro de Arte Rupestre Tito Bustillo, ubicado a 200 metros de su entrada, para que puedan verificar tu entrada. Te recomendamos que la compre online para asegurarte una plaza, pues el número de visitantes está restringido a 6 personas por pase y 30 personas al día. El acceso es gratuito los miércoles pero hay que reservar las entradas de igual forma.

Cuevona de Avín (La Peruyal)

Otra cueva de las que no puedes perderte es la Cuevona de Avín, que también te permitirá conocer el Centro de Interpretación de la Fauna Glaciar, a la entrada del pueblo. En el centro encontrarás reproducciones de mamuts, rinocerontes lanudos e incluso un ciervo gigante, así como restos fósiles.

La cueva, ocupada en el Paleolítico, fue rehabilitada junto con el edificio de la fragua para acoger este increíble museo. Puedes visitarla entre mediados de julio y mediados de septiembre en horario de 11:00 a 13:00 horas y de 16:00 a 20:00 horas. Durante el resto del año es necesario concertar cita previa. Además se ofrece una actividad de espeleología en la Cueva la Peruyal o Cueva del Rinocerente para niños y adultos, con una duración de tres horas.

Cueva de El Pindal

Cueva El Pindal Cuevas de Asturias
Fuente: Wikimedia/Falconaumanni CC BY 3.0

La siguiente parada en esta singular ruta nos conduce hasta el extremo oriental de Asturias, hacia un hermoso lugar en la costa donde se encuentra el Cabo San Emeterio. En su entorno está la Cueva de El Pindal, en la desembocadura del río Carés. La ubicación es espectacular, con una entrada sobre el mar y una galería de 600 metros en los que se hallan representaciones de arte rupestre como cérvidos, bisontes, caballos y un mamut.

La cueva de El Pindal puede visitarse de miércoles a domingo, aunque es necesario reserva previa. El límite diario de visitantes está establecido en 15 personas. La entrada general ronda los 3 euros y los miércoles se ofrece una visita gratuita.

Cueva Huerta

Una cueva que no puede faltar en esta ruta es la Cueva Huerta, en el concejo de Tevega. Y es que se trata de la más grande de Asturias y de todo el noroeste del país en calizas carboníferas. Declarada Monumento Natural, cuenta con poco menos de 20 kilómetros de galerías y pozos subterráneos. Puede visitarse solo de forma parcial, pero hacerlo resulta toda una experiencia.

Hay dos posibilidades para ello: las visitas de pasarela, en la que se realiza el recorrido por la pasarela de la cueva y una duración de unos 50 minutos, y la visita por el cauce del río, que dura entre dos y tres horas. Si tienes la posibilidad, no te la pierdas, aunque la de la pasarela resulta más accesible para cualquier tipo público.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.