Desde su estreno en 2014, Outlander se ha ganado millones de adeptos en todo el mundo. Basada en las novelas homónimas de Diana Gabaldon, cuenta la historia de Claire Beauchamp, una enfermera británica que involuntariamente viaja en el tiempo a la Escocia de 1743. Allí vive una historia de amor con un guerrero escocés, James Fraser, pero además es testigo de los distintos levantamientos jacobitas a los que por entonces hacía frente el país. Romance, batallas, disputas, melodrama, clanes escoceses y escenas libidinosas son los ingredientes que la han catapultado al estrellato. Sin embargo, hay otro aspecto nada superfluo y que, desde luego, ha contribuido a su éxito: las localizaciones. Y es que en la serie podemos ver enclaves en Escocia realmente bellos y de lo más sugestivos, que invitan a viajar y voluntariamente. De hecho, se han convertido en un gran reclamo para millones de turistas. Recorremos los más emblemáticos, pero antes hacemos una aclaración: Craigh na Dun, el mágico círculo de piedras, no se puede visitar, pues no existe. ¡Lo sentimos!

Cranesmuir (Culross)

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

El diminuto pueblo de Culross, ubicado en el fiordo del río Forth, a una hora de Edimburgo y Glasgow, se convierte en la serie en Cranesmuir, una típica aldea escocesa del siglo XVII. Por si no caes en la cuenta, es el de la bruja Geillis. Si lo visitas, comprobarás que tiene el mismo encanto que refleja la serie, pues está recorrido por estrechas callejuelas empedradas, decorado con casas de arquitectura de época y, además, destila un ambiente tradicional de las Highlands. Incluso conserva la plaza Market Cross, escenario de muchas escenas, la residencia de George Bruce de Carnock y su palacio, que está abierto al público, y el jardín, donde Clare y Geillis recogían las hierbas medicinales.

Lallybroch (Midhope Castle)

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

El castillo de Midhope se sitúa en Abercom, a las afueras de Edimburgo. Los seguidores de la serie saben bien que esta casona del siglo XVI es en la serie Lallybroch, el hogar de Jamie. Se conserva tal y como lo muestra la ficción, pues está abrazado de naturaleza y presidido por una puerta de piedra con un gran arco, el cual da acceso al patio central y a la vivienda, cuyas escaleras son protagonistas de numerosas esperas, emociones y sentimientos. Sin duda, una de las visitas más emotivas para los seguidores de Outlander.

Castillo de Leoch (Doune Castle)

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Se encuentra en las inmediaciones de la localidad de Doune, a 13 kilómetros de Stirling, en lo que geográficamente se conocen como las Tierras Altas de Escocia. El castillo, perteneciente al clan MacKenzi, fue el primer hogar de Claire tras viajar en el tiempo y testigo de numerosas historias, sobre todo en la primera y segunda temporada. Se conserva en bastante buen estado, si bien es cierto que con motivo de la serie se han restaurado varias estancias y las fachadas exteriores. Se puede visitar por unas libras, cuya entrada incluye audio-guía, que curiosamente contiene algunas partes narradas por el mismísimo Jamie.

Blackness Castle (Fort William)

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Esta fortaleza medieval del siglo XV se encuentra en las cercanías del pueblo del mismo nombre, a una hora de Glasgow y a menos de 45 minutos de Edimburgo. Es una de las localizaciones más significativas para Jamie, pues fue el lugar donde sufrió las torturas de Jack el Negro. Su privilegiado emplazamiento de cara al río Forth y su inusitada silueta en forma de embarcación le han valido el apelativo de «el barco que nunca navegó». No dejes de subir a lo alto de los muros, pues disfrutarás de una panorámica única al río Forth, a los maravillosos puentes que lo cruzan y la costa de Fife.

Falkland (Inverness)

Fuente: Wikipedia.
Fuente: Wikipedia.

Concluimos la ruta en esta pequeña localidad ubicada en el condado de Fife, entre Dundee y Edimburgo. Sirvió para representar la ciudad de Inverness, lugar donde Claire comienza a narrar su historia o donde ella se aloja con su marido, Frank, tras regresar de su viaje al pasado. Preserva la esencia y el ambiente tranquilo que transmite en la serie e incluso el B&B de Mrs Baird, que en realidad es el Hotel Covenanter. Además, está muy cerca del campo donde se sucedió la batalla de Cullodem, que, como bien saben sus seguidores, cambió el destino y la historia de los protagonistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.