El transporte subterráneo que recorre algunas ciudades llega a ser tan habitual en nuestros días que no somos conscientes del pasado que esconde en sus entrañas. Estaciones fantasma, leyendas, grandes acontecimientos y anécdotas de todo tipo surcan la mayoría de sus andenes y estaciones.

Nos quedamos en la capital de España, echamos la vista atrás y te contamos algunos secretos del Metro de Madrid que, quizás, no conocías. Seguro que cuando vuelvas a subirte a uno de sus vagones recuerdas alguno de ellos.

1Orígenes del Metro de Madrid

Fuente: Pixabay

El Metro de Madrid fue inaugurado un 17 de octubre de 1919 por el rey Alfonso XIII, con el trayecto entre Sol y Cuatro Caminos, con 8 estaciones y 4 kilómetros; no obstante, no se abrió al público hasta el 31 de octubre de 1919. Su construcción había comenzado tres años años: el 19 de septiembre de 1916.

Por aquel entonces se le denominaba Compañía del Metropolitano Alfonso XIII. Y es que el nombre se le puso en honor al monarca, ya que adquirió 2000 acciones valoradas en un millón de pesetas. Fue décadas después, en tiempos de la República, cuando su denominación cambió a la de Ferrocarril Metropolitano de Madrid, conocido popularmente como el Metro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.