Londres es una de las ciudades que más curiosidad despiertan entre los viajeros, lo que la ha convertido en una de las más turísticas del mundo, pues la visitan más de 17 millones de almas al año. Pero la ciudad que conocemos actualmente es el resultado de su acontecer histórico, en el que no faltan las historias insólitas, las anécdotas y los hechos curiosos.

El resultado es una urbe repleta de particularidades, que la dotan de personalidad y autenticidad, cuyo descubrimiento nos ayudará a conocer sus entresijos y comprenderla en su totalidad. Desentrañamos siete curiosidades de la capital británica.

1. Tower Brigde no siempre ha estado cerrado al público

Es uno de los iconos de la ciudad del Támesis, que protagoniza un sinfín de postales y acapara los flashes de los turistas. Hasta 1910 los visitantes podían disfrutar del privilegio de pasear por la pasarela superior, desde donde era posible contemplar una panorámica única.

A partir de esa fecha, las autoridades tomaron la decisión de cerrarla al público, pues se convirtió en la zona escogida por las prostitutas para captar nuevos clientes.

2. Guarda restos de la muralla de Londinum

Muy pocos saben que Londres aún conserva restos de la antigua muralla que protegía la antigua Londinium de los romanos frente a las invasiones de Britania. Tienen más de 2.000 años de antigüedad, y se encuentran en Tower Hill, justo a la salida del metro y cerca de la calle Cooper’s Row, y en las proximidades del Centro Cultural Burbican.


3. El carnaval de Notting Hill, el segundo más grande del mundo

El carnaval de Río de Janeiro es el más grande del mundo, ya que congrega a más de cinco millones turistas cada año. Sin embargo, Londres poco tiene que envidiar al festejo carioca, pues celebra el segundo más grande del globo. Tiene lugar en el barrio de Notting Hill, que a muchos le sonará por la exitosa película del mismo nombre protagonizada por Hugh Grant y Julia Roberts, y se celebra desde 1956. Congrega a millones de personas cada mes de agosto (sí, se celebra en verano), que se entregan a los ritmos y sabores caribeños que toman el protagonismo en esta celebración.

4. Los jardines de Kensington guardan un secreto de cuento

Estos jardines reales constituyen un bello y privilegiado pulmón verde en medio del ajetreo de la urbe, donde van los londinenses a recargar las pilas o practicar deporte. Su ambiente y belleza también sirvieron de inspiración a James Matthew Barrie para idear el cuento Peter Pan. Parece ser que este acudía diariamente y se sentaba a observar cómo jugaban los hijos de unos amigos, quienes le acabaron sirviendo de inspiración para crear el cuento de este niño que se negaba a crecer. En homenaje, el parque guarda una bella estatua.

5. Rotten Row, la primera calle con iluminación de Gran Bretaña

Esta calle, que se extiende a lo largo de la parte sur del popular Hyde Park, ha sido una de las más elitistas, pues durante los siglos XVIII y XIX fue habitada por aristocracia, que además paseaba por ella a caballo. No obstante, también es una pionera de la modernidad, en tanto que fue la primera de Gran Bretaña en tener alumbrado. El artífice fue Guillermo III, quien ordenó colocar lámparas de aceite a lo largo de la misma para hacerla más segura, pues entonces unía los palacios de Kensington y St. James.

6. El fish & chips no nació en Londres

Este plato, formado por pescado y patatas fritas, es uno de los más típicamente tradicionales de Londres, cuya autoría curiosamente no corresponde a los ingleses, sino a los judíos provenientes de España y Portugal, quienes introdujeron en el país la costumbre de freírlos. Por su parte, las patatas fritas llegaron desde el norte de Inglaterra. En algún momento, ambos ingredientes se juntaron y se creó este célebre plato, que hoy constituye un icono gastronómico del recetario londinense.

7. La abadía de Westminster es el hogar de muchos héroes británicos

Además de ser el templo más antiguo de la capital británica y lugar de las coronaciones desde la de Guillermo el Conquistador en 1066, constituye un auténtico mausoleo, pues en su interior descansan los restos mortales de héroes, reyes y artistas de origen británico fallecidos en los últimos mil años, como Isaac Newton, Charles Dickens, María Tudor o Darwin.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.