Siete destinos en España no aptos para personas con vértigo

/

Hay parajes naturales espectaculares, pero que no todos pueden disfrutar de la misma forma. Y es que para asomarse a alguno de ellos hay que ascender tal cantidad de metros que aquellas personas que padecen de vértigo tienen que renunciar a disfrutar de la experiencia.

Pero si no es tu caso, determinados sitios en nuestro país son tan increíbles que merece la pena acercarse a conocerlos. Te mostramos hoy algunos de los mejores destinos de España no aptos para viajeros con vértigo. Si no lo padeces, anótalos en tu agenda para las siguientes escapadas que están por venir.

Destinos no aptos para gente con vértigo

Faja de las Flores (Huesca, Aragón)

Faja de las Flores (destinos de vértigo)
Faja de las Flores/Wikimedia total13 CC BY 2.0

En el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, el valle de Ordesa, en la provincia de Huesca (Aragón), se localiza la conocida como la Faja de las Flores. Las fajas son las zonas llanas de pequeño tamaño que se extienden por los farallones verticales del valle. En esos espacios se forman corredores aéreos que es posible recorrer a través de las rutas de senderismo que puedes realizar en este lugar. Así, hay algunas como la Faja Racún, la Faja de Pelay y la Faja Blanquera, pero la más impresionante es la Faja de las Flores, que tiene tres kilómetros de longitud.

El sendero para descubrirla se inicia antes del aparcamiento de la Pradera de Ordesal, y continúa a través de 11 kilómetros de recorrido de dificultad muy elevada, pues el desnivel es de 1.100 metros.

Caminito del Rey (Málaga, Andalucía)

Caminito del Rey
El Caminito del Rey /Foto: Depositphotos

Uno de esos paseos no aptos para viajeros con vértigo, que probablemente sea el más conocido en toda España, es el Caminito del Rey, en el Paraje Natural Desfiladero de los Gaitanes, situado en la provincia andaluza de Málaga. Esta ruta transcurre por el desfiladero de los Gaitanes, por lo que puedes disfrutar de las vistas del cañón del río Guadalhorce, que supera los 700 metros de profundidad.

Los orígenes de este camino se remontan a principios del siglo, cuando el rey Alfonso XIII lo inauguró para que fuera utilizado por los operarios ferroviarios. En la actualidad, es posible seguir ocho kilómetros de recorrido, en el que se suceden las pasarelas y un puente colgante a unos 105 metros de altura.

Pasarelas de Panticosa (Huesca, Aragón)

Pasarelas de Panticosa/Foto: Ayuntamiento de Panticosa panticosa.es

La ruta de las Pasarelas de Panticosa es un plan obligado si amas la naturaleza y andas por Panticosa, en la provincia de Huesca (Aragón). El itinerario se inicia al lado de la estación de esquí y te conducirá por el barranco surgido por la acción de las aguas del río Caldarés. A través de dos kilómetros de recorrido verás las paredes de 100 metros de alturas y avanzarás por las estructuras férreas ancladas a las rocas.

Para admirar todo el entorno, vale la pena desviarse para asomarse al mirador O Calvé, desde donde podrás contemplar unas impresionantes vistas panorámicas.

El Saltillo (Málaga, Andalucía)

El Saltillo
El Saltillo/Diputación Provincial de Málaga www.malaga.es

La Gran Senda de Málaga (Andalucía) es una espectacular ruta de senderismo que atraviesa 51 localidades de esta maravillosa provincia. Pero, sin duda, el tramo más espectacular es el que atraviesa el desfiladero entre los municipios de Canillas de Aceituno y Sedella.

Y es que para ello deberás cruzar una pasarela de madera y acero, construida a 50 metros de altura sobre las aguas del río Almanchares. Se la denomina el Saltillo, aunque no es de extrañar que muchos conozcan este tramo como el Caminito del Rey de la Axarquía.

Ruta del Cares (Picos de Europa, Asturias)

Ruta del Cares
Ruta del Cares/Foto: Pixabay

La ruta del Cares, en los Picos de Europa, es una de las más bellas que puedes realizar en Asturias. Sin embargo, no es un recorrido sencillo y, si tienes vértigo, lo mejor es que desistas a seguirla. Se trata de un itinerario de 22 kilómetros entre Poncebos y Caín.

La ruta del Cares también es llamada la Garganta Divina y, desde luego, su espectacularidad y belleza te dejará sin palabras. Y recuerda que, si vas con tu mascota, está prohibido terminantemente llevar el perro suelto o con correas extensibles.

Pasarela de Montfalcó (Huesca, Aragón)

Montfalcó
Montfalcó/Foto: Depositphotos

Otro de esos lugares en los que disfrutarás como nadie si no tienes vértigo es en la pasarela de Montfalcó, en Huesca (Aragón). La ruta comienza en la localidad que le da nombre y prosigue hasta alcanzar Congost de Mont-rebei, en la sierra del Monsec, en la vecina provincia de Lleida (Cataluña). No todos se atreven a cruzar el puente colgante ni ascender sus 291 escalones de madera, pero el esfuerzo merece la pena.

Ruta de los Pantaneros (Valencia)

Ruta de los Pantaneros
Ruta de los /parcdelturia.esPantaneros/Foto:

La antigua senda que usaban los obreros para construir el embalse de Loriguilla, en las Hoces del río Turia, en la comarca de Los Serranos, es en la actualidad una impresionante ruta de senderismo no apta para todos los públicos: la ruta de los Pantaneros de Chulilla. Y es que en el recorrido deberás pasar dos puentes colgantes de más de 20 metros de altura.

La dificultad de la ruta es media y puedes ir con niños, aunque has de extremar su vigilancia. Se inicia en la plaza de la Baronía de Chulilla y se extiende a lo largo de cinco kilómetros.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

2 Comments

  1. La ruta del cares no sólo transcurre en Asturias, buena parte del recorrido está en Leon y ni lo menciona la reseña, Cain es pueblo de León, dejen de ningunear a la provincia Leonesa por favor.

  2. Desde luego, las rutas son increíbles de bonitas e invitan a visitarlas, sobretodo aquellos que nos gusta andar al aire libre, y con algunas complejidades, aunque sin pasarse. Me han encantado las de Aragón y Asturias, sin menospreciar las de Andalucía, que tienen un gran encanto. Buen recorrido y excelente propuesta. Salud.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.