Capital imperial desde finales del siglo VIII hasta el XIX, Kioto es una de esas ciudades que hay que visitar en Japón. Por historia, por cultura y por atmósfera, ciudad capital es el destino ideal para iniciar nuestro viaje por el país. Conocida también como la ciudad de los mil templos, Kioto es amable y apacible… poco que ver con Tokio. 

Entre los viajeros que van (o vienen) al país del sol naciente siempre surge esa pregunta: ¿Kioto o Tokio? Al final, son las dos caras de una misma moneda: si Tokio representa la modernidad vertiginosa (es capital del país desde 1868), Kioto es la tradición inalterable… fascinante tradición que podemos resumir en estos siete rincones maravillosos. 

2Templo Ryoan-ji 

David Rubio

Al lado del Pabellón Dorado está otro de los rincones más populares de ciudad capital. Se trata de uno de los jardines zen más fotografiados del mundo… pero que a muchos occidentales les deja estupefactos: “¿unas cuántas piedras puestas de cualquier manera sobre un lecho de grava?”, se puede escuchar entre los turistas mientras los locales se sientan en la pasarela de madera a observar.

Pero todo está cuidado hasta en el más mínimo detalle para favorecer la meditación: deja tu cámara, olvídate de las escalas para medir el atractivo de un monumento y solo mira… Y si nos ves nada —ni fuera ni dentro de ti—, sigue tu camino: Kioto tiene mucho más que ofrecer.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.