¿Te atreverías a cruzar estos puentes?

/

Cuando nos movemos por el mundo no solo nos sorprenden los grandes monumentos y obras de arte de distintas épocas, sino también las estructuras de todo tipo de carácter civil que, a menudo, nos encontramos por sorpresa en nuestras rutas y viajes. Así sucede con los puentes, ya sea sobre ríos, mares o en las montañas. Algunos vamos a verlos como atracciones turísticas, tan especiales como resultan, y otros nos sorprenden de pronto pues ni siquiera sabíamos dónde estaban.

De tal modo, ya sean más antiguos o modernos, hay algunos de ellos que no siempre osamos cruzar. Su altura, sus materiales de construcción o su inestabilidad provocan que hacerlo constituye toda una aventura. Te mostramos algunos de los puentes más peligrosos del mundo, ¿te atreverías a cruzarlos?

Triftbrücke (Suiza)

Suiza
Fuente: Wikimedia/Thisisbossi CC BY-SA 2.5

En plenos Alpes suizos se encuentra el Triftbrücke, también conocido como puente de Trift. Se trata de un espectacular puente colgante de 170 metros de longitud que se extiende sobre el glaciar Triftgletscher. Se alza a 100 metros de altura encima del glaciar y las vistas son impresionantes. Es el puente colgante más largo de todos los Alpes. Para llegar hasta él es necesario tomar el teleférico que asciende por el valle de Nessental y que nos deja en una cota de 1022 metros de altura. Desde allí hasta el puente es necesario realizar una ruta a pie de un par de horas, hasta alcanzar los 1870 metros de altitud sobre el nivel del mar.

Puente de Hussaini (Pakistán)

Pakistán
Fuente: Wikimedia/Mehtab Alam CC BY-SA 4.0

El puente colgante de Hussaini, en Pakistán, es uno de los más peligrosos del mundo, así que hace falta mucho valor para cruzarlo. Se trata de un puente de cuerda sobre las aguas del lago Borit, a unos 2600 metros de altitud sobre el nivel del mar. Las vistas desde su centro son increíbles, pues permite contemplar las montañas del Himalaya y los Karkorams.

Puente de Capilano (Canadá)

Puentes Capilano
Fuente: Flickr/ Michelle Lee CC BY-NC-ND 2.0

El puente colgante de Capilano se encuentra al norte de Vancouver (Canadá), e ir a verlo constituye una de las atracciones turísticas más populares a las afueras de la ciudad. Fue construido para comunicar las dos orillas del río Capilano y cuenta con 137 metros de longitud. Las vistas al realizar el recorrido también son preciosas.

Puente Iya Kazurabashi (Japón)

Japón
Fuente: Wikimedia/Hiroaki Kaneko CC BY-SA 3.0

En Japón hay otro puente que no todo el mundo se atreve a cruzar: el puente Iya Kazurabashi (Miyoshi, Tokushima 778-0102, Japón), del siglo XII. De hecho, aquellos que los atraviesan se agarran con fuerza a sus barandillas por el temor que produce caerse desde su altura y la inseguridad que provoca la construcción elaborada con enredaderas y tablones de madera, aunque su longitud sea solo de 45 metros.

Puente Royal George (Estados Unidos)

Estados Unidos
Fuente: Wikimedia/SidewaysSarah CC BY 2.0

Desde luego, aquellos que tengan vértigo no podrán cruzar el puente Royal George (4218 Co Rd 3A, Cañon City, CO 81212, Estados Unidos), uno de los puentes colgantes más altos de los Estados Unidos. Se localiza sobre el río Arkansas, en el estado de Colorado, y entre 1929 y el 2001 fue el puente más alto del mundo, a unos 300 metros del suelo.

Puente del río Sidu (China)

China
Fuente: Wikimedia/Eric Sakowski CC BY-SA 3.0

El impresionante puente del río Sidu, también conocido como Puente Siduhe, en China, constituye el puente colgante más alto del mundo. Su longitud es de 1222 metros de longitud, y la parte más elevada de su vano se halla a 496 metros de altura. El puente se abrió al tráfico en el año 2009. Los conductores con vértigo mejor que se abstengan de conducir por él.

Kakum Canopy Walk (Ghana)

Ghana
Fuente: Wikimedia/Jones Anlimah CC BY-SA 4.0

En Ghana (África) puedes pasear de copa en copa de los árboles por el bosque lluvioso para conocerlo, gracias a una impresionante pasarela. Conocida como Kakum Canopy Walk, se extiende por un entorno natural excepcional: el Parque Nacional de Kakum. La pasarela se divide en siete secciones o puentes que van de árbol a árbol a más de 39 metros sobre el suelo y con una longitud aproximada de 305 metros.

Puente del Cielo de Langkawi (Malasia)

Malasia
Fuente: Pixabay/Engin_Akyurt

A más de 120 metros del suelo se eleva el puente del Cielo en Malasia. Se trata de una estructura inestable que ha debido ser clausurada en numerosas ocasiones por problemas de mantenimiento y, aunque está de nuevo operativo, no son muchos los que se atreven a cruzarlo. De hecho, hubo que utilizar un helicóptero para colocar la estructura. Cuenta con 125 metros de longitud y es el puente en curva más largo del mundo.

Puente de U Bein (Myanmar)

Myanmar
Fuente: Pixabay/tonywuphotography

Sobre las aguas del lago Taungthaman en Myanmar se encuentra el puente de U Bein. Se trata de un puente del siglo XIX con 1,2 kilómetros de longitud y es el puente de madera de teca con más antigüedad del mundo. Tal vez no te atrevas a cruzar un puente tan antiguo y en madera, pero si lo haces es un precioso paseo con estupendas vistas.

Silvia Pato

Escritora y redactora gallega. Autora de los libros Las nueve piedras y El Libro del Único Camino, así como de numerosos relatos en revistas de género, colabora asiduamente con sus artículos y columnas de opinión en diversos medios digitales. Con la pasión y la curiosidad que la caracterizan, descubre el mundo a través de su historia, su cultura, sus lugares y sus gentes para difundir y compartir todo tipo de sensaciones y hallazgos. Porque todo viaje comienza con un solo paso.

Deja una respuesta

Your email address will not be published.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.