A finales del siglo XIX comenzaron a proliferar por Europa las galerías comerciales. Las primeras aparecieron en París, pero pronto el resto de países del continente comenzaron a inaugurar las suyas propias en las ciudades más importantes de sus territorios.

Estas galerías servían para comprar en sus locales, comunicar calles como si fueran pasadizos al abrigo de las inclemencias meteorológicas y tomar algo en sus cafeterías o restaurantes. En la península ibérica todavía podemos pasear por algunas de las que fueron protagonistas de la vida urbana de la época. Hoy repasamos los pasajes modernistas comerciales que se conservan en España.

1Pasaje de Lodares (Albacete)

Pasaje Lodares
Fuente: Wikimedia/Ugo Cuesta CC BY-SA 3.0

En Albacete (Castilla-La Mancha), se conserva el Pasaje de Lodares, cuyo nombre procede de aquel que lo mandó construir: Gabriel Lodares, que también fue alcalde de la villa. En su diseño, inspirado en las galerías comerciales de Italia, y obra de Buenaventura Ferrando Castells, se tuvo en cuenta mantener la zona para locales y tres plantas superiores destinadas a vivienda.

El Pasaje de Lodares se encuentra así entre la calle Tinte y la calle Mayor, y destaca por sus bellas balconadas y una decoración con elementos mitológicos, cariátides, fruteros y volutas. Sin duda, uno de los detallesque más capta la atención es el tragaluz de gran tamaño construido en hierro y cristal, que facilita la iluminación natural de la galería. Puede visitarse en horario comercial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.