Cada vez es más habitual que los más jóvenes de casa realicen estancias en el extranjero. En muchas ocasiones aprovechan para aprender un idioma nuevo. También, es posible que se busque el primer contacto laboral en el extranjero. Por supuesto, las becas de estudios (como la Erasmus) también facilitan este tipo de experiencias.

Cuando tu hijo va a pasar una larga temporada fuera siempre quieres que tenga la suficiente cobertura ante cualquier tipo de situación. Una de las mejores maneras es conseguirlo a través de los seguros. Puedes encontrar opciones con las prestaciones más completas como las que ofrece El Corte Inglés Seguros. Así encontrarás la tranquilidad que necesitas. No obstante, es importante revisar las condiciones para saber en qué casos podrían cubrirnos en el extranjero.

Aeropuerto

Para estancias en el extranjero, lo más conveniente es contratar estos seguros:

– Seguro de accidentes. Es uno de los más importantes ya que proporciona asistencia necesaria durante la permanencia de tu hijo en el extranjero. Es una manera de conseguir cobertura para posibles gastos médicos que se pueden dar durante la permanencia en otro país cuando ocurra cualquier percance.

Se incluyen los costes en casos de necesitar intervención quirúrgica, hospitalización o medicamentos. Además, también puede incluir los servicios necesarios en el caso que se necesite que el asegurado vuelva a su país de origen. En cualquier caso, tu hijo siempre tendrá lo que necesita ante cualquier imprevisto.

– Seguro de salud. Que tu hijo tenga un médico al que acudir durante su estancia en el extranjero te dará mucha tranquilidad. Debe contar con una cobertura sanitaria internacional que le permita encontrar asistencia en el país donde se encuentre. Además, es conveniente que cuente con facilidades como la elección de facultativo.

Debe incluir tanto medicina primaria, así como especialidades y pruebas diagnósticas. También, debe cubrir las urgencias y hospitalizaciones cuando sean necesarias. Además, contará con un experto que le podrá asesorar ante cualquier duda sobre cuestiones de salud. Con este seguro, tu hijo podrá disfrutar de su estancia en el extranjero sin problemas, aunque si esta supera un número determinado de días al año, podría tener restricciones en la cobertura.

– Seguro de vida. Aunque es una situación nada deseada también es importante tener cubierta la posibilidad de fallecimiento o incapacidad permanente absoluta. Con este tipo de seguros podrá hacer frente a los posibles gastos que se puedan ocasionar por estos motivos (como los que pueden surgir por la repatriación o el sepelio, por ejemplo).

También se pueden ocasionar otros costes posteriores como, por ejemplo, el pago del Impuesto de Sucesiones. Por este motivo, siempre es conveniente contar con un seguro de vida de manera general.

Con estos tres seguros tu hijo no tendrá problemas durante su experiencia en otro país. Es una gran oportunidad para que se desarrolle como persona y le proporcionará madurez. Además, le puede ayudar en otros ámbitos, como en su carrera profesional, ya que este tipo de vivencias son muy valoradas por los reclutadores.

Recuerda siempre consultar con un profesional para encontrar las coberturas que mejor encajen con las necesidades de la estancia en el extranjero de tu hijo. Evita que éste sufra cualquier imprevisto o problema y tú, desde la distancia, ganarás también en seguridad.

*Contenido elaborado en colaboración con una marca