Nueva York es la perdición del mitómano. Por mucho tiempo que estés en la ciudad, nunca terminas de tachar todos esos lugares icónicos que aparecen en tu interminable lista: aquí vivió John Lennon, allá está el edificio de los Cazafantasmas y al otro lado de la calle ahogaba sus penas en Old Fashioned el atribulado Don Draper.  

Por eso lo mejor en la Gran Manzana es hacer rutas temáticas y afinar más la puntería: porque en Nueva York el que mucho abarca, se vuelve tarumba. No te pierdas esta ruta por los hoteles con más historia de Nueva York donde visitaremos algunos de esos lugares por los que pasaron personajes como Marilyn Monroe, JFK, Sid Vicious o Bob Dylan.  

Hoteles míticos de Nueva York: del Carlyle al Waldorf

Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York
Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York. El Plaza frente a Central Park. Fuente: Pixabay

Comenzamos nuestra ruta de históricos hoteles neoyorquinos en el Upper East Side, cerca del lago y la estatua de Alicia en el País de las Maravillas del vecino Central Park. Cuentan que el Carlyle fue el escondite de John Fitzgerald Kennedy en sus citas ultrasecretas con Marilyn Monroe, aunque en el hotel ni confirman ni desmienten.  

Abierto en 1930, el diseño corrió a cargo de Dorothy Draper, una de la pioneras en el diseño de interiores que marcó una época en Estados Unidos. Casi un siglo después, disfrutar de los diseños de Draper mientras interrogas a los empleados sobre secretos presidenciales sale a 1000 euros la noche

Un precio similar nos pedirán en el Plaza, quizás el hotel más emblemático del Midtown neoyorquino. A cambio nos darán una cama extragrande —bueno… no hay cama pequeña en los hoteles del país— con vistas a Central Park y a la tienda Apple más famosa del mundo.  

Las leyendas en torno a este hotel son innumerables desde que fue abierto en 1907 siguiendo el diseño de Henry Janeway Hardenbergh, un clásico de la ciudad que también trazó el Waldorf Astoria o el Dakota. Pero con decir que Con la muerte en los talones de Hitchcock arranca en el hall del hotel ya tenemos razones suficientes para intentar asomar la cabeza para echar un par de fotos. 

Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York
Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York. Fuente: Unsplash

A 5 minutos andando desde el Plaza nos detenemos un rato ante el St. Regis, un icono de la calle 55 Este a un paso de la Quinta Avenida. Inaugurado en 1904 con un estilo Beaux Arts que comenzaba a dominar el skyline neoyorquino por aquella época, durante 7 años fue el hogar de Salvador Dalí y Gala: la pareja pasaba el verano en Cadaqués y el invierno en el St. Regis. No parece mal plan, no. 

De la calle 55 nos vamos a la 54 donde encontramos el Elysee, uno de los hoteles más ‘baratos’ que encontraremos en esta ruta: después de los 1000 euros por noche que nos pedían en los hoteles anteriores, los poco más de 300 del Elíseo casi parecen calderilla. Y más cuando sabemos que Marlon Brando tenía su propia habitación aquí. Nosotros nos conformamos con tomar un cóctel en Monkey Bar propiedad de Graydon Carter, antiguo editor de Vanity Fair

Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York
Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York. Fuente: Wikipedia

Y en menos de cinco minutos nos plantamos en otro mito de la Gran Manzana: el Waldorf Astoria de Park Avenue. Aunque según nuestras últimas noticias el edificio se encuentra aún en proceso de renovación, sus deslumbrantes fachadas art déco que dan tanto a la Avenida Lexington como a la propia Park Avenue aún se pueden disfrutar.  

Aquí se han alojado todos los presidentes de los Estados Unidos desde Franklin Delano Roosevelt. De hecho, los biógrafos de JFK aseguran que, en este hotel, Kennedy se encontró por primera vez con Marilyn Monroe… aunque ambos iban acompañados, en esta ocasión, de sus respectivas parejas: Jackie Kennedy y Arthur Miller. 

Hoteles míticos de Nueva York: del Iroquois al Chelsea

Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York
Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York. Fuente: Wikipedia

Nos vamos de nuevo hacia el corazón del Midtown para visitar el Iroquois, otro histórico a un precio moderado. Por poco más de 300 euros nos podemos alojar en este hotel boutique ubicado en el 49 Oeste de la calle 44, entre la Quinta y la Sexta Avenida. Edificio de 12 pisos y 105 habitaciones, aquí se alojó una temporada un tal James Dean, antes de convertirse en un rebelde sin causa: busca la habitación 803 y recuerda a uno de los gigantes más recordados del Hollywood clásico. 

Y ya que estamos por aquí visitamos su vecino el Algonquin, abierto en 1902. Aquí nació la revista New Yorker y se escribió el guion de My Fair Lady. Pero lo mejor de todo es que dormir en este trocito de historia de la Gran Manzana cuesta poco más de 200 euros. 

Nos vamos a la Cocina del Infierno donde Daredevil imparte justicia para visitar el 325 W 45th Street donde un día se ubicó el Whitby, un hotel diseñado por Emery Roth, otro de los grandes arquitectos de los felices años 20 neoyorquinos pre crac. Debido a su ubicación en torno a Broadway, muchos actores y actrices durmieron en él. En 1988 se transformó en una cooperativa de apartamentos.  

Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York
Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York. Suite del Penthouse del Gramercy. Fuente: Marriot.com

A media hora al sur del Whitby llegamos ya al Chelsea, aquel hotel que durante décadas alojó a leyendas de la música, la literatura o el cine. Porque el Chelsea fue escenario de acontecimientos de todo tipo, desde el misterioso asesinato de Nancy Spugen en el que pudo intervenir el Sex Pistol Sid Vicious hasta la escritura del guión de 2001 por parte de Arthur C. Clark.  

Aquí abrías una habitación y te encontrabas con Jimi Hendrix durmiendo la mona, abrías otra y te topabas con Jim Morrison divagando sobre el rey lagarto y después tropezabas en el pasillo con Janis Joplin. ¿Y quién es ese con va Janis? Ah, sí, claro… Leonard Cohen. Así era aquel Chelsea que desde hace años aspira, sin éxito, a volver a abrir como hotel tras unas interminables obras. 

Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York
Ruta por los hoteles con más historia de Nueva York. Fuente: Washington Square Hotel

Pasamos el Flatiron Building y nos detenemos en Gramercy Park Hotel, edificio a punto de cumplir un siglo ya que fue construido en 1924. Sus Rose y Jade Bar fueron dos de los locales más exclusivos de Manhattan, viendo pasar a leyendas como David Bowie, Bob Marley, James Cagney o los Beatles. Caído en desgracia en la década de los 90, fue rescatado por el empresario hotelero y fundador del Studio 54 Ian Schrager y el artista Julian Schnabel que han intentado recuperar el estilo original.  

Y finalizamos nuestra ruta por los hoteles con más historia de Nueva York en el mítico Greenwich Village para visitar el Washington Square Hotel en el entorno de la bulliciosa plaza homónima donde arranca la Quinta Avenida. Aquí puedes alojarte una noche por algo menos de 400 euros y buscar una púa perdida por Bob Dylan entre los rincones de la habitación 205 donde cuentan se alojó el mítico cantautor: Joan Baez escribió una canción sobre Dylan que recuerda “aquel hotel de mala muerte en Washington Square donde ambos podríamos haber muerto”… de amor, claro.