Ya comenzado el año tenemos la vista puesta en nuestras próximas vacaciones y, con tantos meses ante nosotros, no podemos menos que echar a volar la imaginación para elegir nuestros destinos.

Entre todos ellos, te proponemos que tengas en cuenta Uzbekistán, el destino de moda en 2020, uno de esos lugares que nos hacen recordar a la Ruta de la Seda y cuyo exotismo atrae a numerosos visitantes año tras año, aunque muy lejos de ser un lugar turístico masificado.

Tashkent

Tashkent
Fuente: Pixabay/falco

La capital de Uzbekistán, Tashkent, te recibe al llegar al país. En su zona antigua podrás conocer madrazas como la de Barakhan, la de Kubeldash y la de Abdul Kasim y descubrir una de sus visitas imprescindibles: el Bazar Chorsu.

En este mercado tradicional histórico, con su espectacular edificio central, te sorprenderás con sus puestos de especias, panaderías, tiendas de marionetas, carpinterías con artesanía típica, ropa, puestos con productos de alimentación y todo lo que se te ocurra de la vida diaria.

Además, la ciudad destaca por su intensa vida, oferta de ocio y museos, entre los que destaca el Museo de Historia del Pueblo de Uzbekistán. Y cuando te desplaces por la ciudad, ten en cuenta que el metro de Tashkent es uno de los más bonitos del mundo.

Samarcanda

Samarcanda
Fuente: Pixabay/xusenru

La Ruta de la Seda es el refente más conocido de Uzbekistan. Así que si te sientes atraído por ese fascinante pasado disfrutarás visitando la mítica Samarcanda, con madrazas como las de Ulugh Bek y Sher Dor, la Plaza de Registán y el gran bazar del mercado de Siyob.

Con sus más de 2750 años, la ciudad de Samarcanda conserva hermosos monumentos y espacios, como la plaza de Registán, el mausoleo Gur-Emir, la mezquita de Bibi-Hanumm, la mezquita de Hazrat-Hyzr, el conjunto de Shahi-Zinda y el observatorio de Ulugbek. Entre los lugares fascinantes que visitar se encuentra el Museo Afrosiab, la Fábrica de Papel Artesanal de Samarcanda y la Fábrica de Alfombras de Samarcanda Hudzhum.

Shakhrisabz

Shakhrisabz
Fuente: Pixabay/falco

Al sur de Samarcanda se localiza Shakhrisabz. Su centro histórico está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y no es de extrañar si tenemos en cuenta su valor y belleza. En ella destaca el hermoso palacio blanco Ak-Saray, la mezquita Kok-Gumbaz con su gran cúpula azul y los conjuntos monumentales Dorus Saodat y Dorut-Tillyavat.

Bujará

Bujará
Fuente: Pixabay/JoelleLC

Bujará o Bukhara y Jiva son otros de esos destinos dentro de la histórica ruta, que te permiten descubrir estas ciudades de más de 2000 años de antigüedad. Bujará cuenta con un centro histórico declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, a través del cual conocer cómo era una ciudad de Asia Central en la época medieval.

Entre sus más de 140 monumentos de interés se encuentran las puertas Talipach, el mausoleo Chashma-Ayub, madrazas, mezquitas, la fortaleza Ark y los conjuntos monumentales Lyabi-Jauz, Khodja Gaukushan y Nodir Divan Begi. Asímismo, la necrópolis Chor-Bakr se encuentra a unos cinco kilómetros de Bujara y también está incluida entre los lugares Patrimonio de la  Humanidad por la Unesco.

Jiva

Jiva
Fuente: Pixabay/photo_comments

Jiva conserva perfectamente su antigua ciudadela amurallada, denominada Ichan-Kala; así que tampoco te sorprenderá saber que es otra de las ciudades antiguas catalogada como Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. En la antigua ciudadela se alzan más de 200 columnas de madera con decoración floral y geométrica.

También puedes visitar la fortaleza Kunya-Ark, el conjunto arquitectónico de Pahlavan Mahmud, el conjunto de Islam Khodja y el Palacio de Tash-Hauly, madrasas, mezquitas y el Museo del Avesta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.