Hay eventos que es necesario aprovechar cuando se organizan, ya que su carácter efímero provoca que, tal vez, no vuelvas a tener oportunidad de disfrutarlos. Si a ello le sumamos que la cita se produzca en un lugar histórico y artístico tan bello como único, no puedes dejar pasar la ocasión de acudir si te encuentras en la localidad donde se organizan.

Así que si andas por Barcelona entre principios de diciembre y el mes de febrero, te proponemos realizar una visita nocturna a la Casa Batlló. Y te damos las claves para disfrutar de una de las obras más emblemáticas de Gaudí en la Ciudad Condal.

Casa Batlló

Casa Batlló

La Casa Batlló es una de las obras más destacadas del arquitecto catalán Antoni Gaudí, así como una de las visitas imprescindibles en Barcelona. Declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, se localiza en el Paseo de Gracia, número 43, en una calle que comunicaba la ciudad con la Villa de Gracia.

La historia de la casa comienza en el año 1877, cuando la proyectó Emilio Sala Cortés, quien fue uno de los profesores de arquitectura de Gaudí. Posteriormente, cuando en 1903 el industrial textil D. Josep Batlló y Casanovas compró el inmueble, le dio permiso a Gaudí para derribarlo o remodelarlo como considerara. Este modificó la fachada, amplió el patio de luces y transformó su interior en una auténtica obra de arte. En la planta principal destacan el Gran Salón y el Patio Modernista. El Desván asombra a quien lo contempla con los arcos de su bóveda y su sistema de iluminación. Y la increíble Azotea del Dragón, con sus 300 metros cuadrados y sus característicos grupos de chimeneas, ofrece una de las mejores vistas de la Ciudad Condal.

Por aquel entonces los edificios del barrio también fueron objeto de reformas por parte de otros arquitectos que competían para lograr los premios urbanísticos concedidos por el ayuntamiento. De ahí que este tramo recibiera el nombre coloquial de la Manzana de la Discordia en aquella época.

A mediados del siglo XX, la Casa Batlló pasó a ser propiedad de la familia Bernat, quien la restauró por completo. Desde 1995 se celebran en ella todo tipo de eventos sociales y corporativos. Y desde el 2002 todos podemos disfrutar de esta joya arquitectónica gaudiniana a través de visitas culturales. Algunas de ellas son especialmente únicas, como las visitas nocturnas.

Visita nocturna a la Casa Batlló

Casa Batlló en Barcelona

Entre el mes diciembre del 2019 y febrero del 2020, tienes la oportunidad de adentrarte a descubrir la Casa Batlló a través de una visita nocturna de una hora de duración, en la que no faltan las sorpresas, que contribuyen a incrementar todavía más el encanto de este edificio único.

No se trata de una visita convencional, sino de un recorrido en el que los visitantes adoptan el papel de exploradores, con un kit de frontal y audioguía, que se asombrarán ante los juegos de luces, la magia arquitectónica de la Casa y las intervenciones artísticas que irán descubriendo a su paso. Además, también pueden degustar una copa de cava gratis en el entorno exclusivo de la Planta Noble, en el salón principal, con el Paseo de Gracia bajo sus pies. Los pases comienzan a las 20:30 horas, siendo el último a las 22:30 horas.

No obstante, si no te es posible acudir en estas fechas a visitar de forma nocturna este edificio histórico, recuerda que la Casa Batlló abre sus puertas todo el año entre las 09:00 y las 21:00 horas. Puedes elegir entre varios tipos de entrada para conocerla: la entrada Be the first, con la que acceder antes del horario de apertura y tomar las mejores fotografías; la entrada para visitas teatralizadas, perfectas para ir con niños, y la entrada general. Es posible comprar cualquiera de ellas, así como la entrada para la visita nocturna Noches de Luna,  o bien en taquilla o a través del sitio web de la Casa Batlló.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.