Lucha contra la prostitución callejera

  • Agencia Atlas - 03/08/2017 17:00
Justo en la Nacional II, antes de llegar a Padafolls lo único que se encuentra, kilómetro tras kilómetro, son sombrillas y sillas. Detrás de esta imagen, está el negocio de la prostitución y las continuas quejas de los vecinos. Un problema que no desaparece pese a la amenaza de multas a clientes. La nueva medida que plantea el ayuntamiento de Padafolls, es implantar bloques de hormigón en el arcén. Todo lo posible para blindar las zonas donde las prostitutas esperan a sus clientes y así ningún coche pueda estacionar. Aunque no todos los vecinos piensan que poner un bloque de cemento sea la solución. La prostitución de carretera resurge con fuerza en los arcenes de una de las vías más transitadas de Barcelona.