Fumigan nidos de procesionarias para evitar su proliferación en primavera

  • Agencia Atlas
  • 1m 25s
Aún no son visibles ni peligrosas, pero las orugas de la procesionaria están incubando en las ramas de estos pinos. Ahora, cuando son más vulnerables, es el momento para combatirlas. Las administraciones aplican sus tratamientos sevícolas en estas fechas. Lo hacen una vez al año para evitar que se conviertan en una plaga, cada vez más agresiva, por la desaparición de algunas aves y por el cambio climático provocando la defoliación. Durante el frío del invierno, se resguardan en estas bolsas. Pero con las altas temperaturas, las orugas procesionan hacia la tierra y es cuando el problema se extiende a humanos y a animales domésticos. La plaga se desbordó en esta urbanización, en medio de un pinar, la primavera pasada. Los vecinos tuvieron que actuar con sus remedios caseros. Por eso, un control de la procesionaria a tiempo, como el que se hace en estos momentos, es fundamental para evitar males mayores.

Vídeos de Sociedad

Selección Público

  • 1

    Más de 30 solicitantes de asilo denuncian falta de recursos en Madrid

    Ver vídeo
  • 2

    El Gobierno lanza una campaña contra la violencia en la infancia

    Ver vídeo
  • 3

    Antonio Banderas estrena su esperado musical en Málaga

    Ver vídeo
  • 4

    El viento del jueves deja más de 400 incidencias en La Coruña

    Ver vídeo
  • 5

    El País Vasco en alerta por vientos costeros y oleaje

    Ver vídeo
Ir arriba