Las guitarras más internacionales se fabrican en un pueblo de Alicante

  • Agencia Atlas
Los bellos matices de esta 'soleá' que toca el gran Raimundo Amador con su guitarra flamenca tienen su origen en este taller, porque es aquí donde los hermanos Broseta elaboran sus reconocidas guitarras. También la banda norteamericana Black Eyed Peas compone con estas guitarras alicantinas. Aunque fue Melendi el primer artista en pedirles un instrumento a medida. Quería que la boca tuviera la forma de una hoja de marihuana. Adam, David y Juan son la tercera generación de una familia de lutieres cuya historia empezó hace 66 años, con Francisco y Herminia, sus abuelos. De vender guitarras puerta a puerta, a trabajar bajo pedido y con una lista de espera de hasta ocho meses. Aquí elaboran guitarras de alta calidad, con materiales exóticos y a medida del cliente. De esta fábrica artesanal también se llevó una guitarra española, Amy Winehouse. Con ella compuso su aclamado álbum 'Back to black'. Pero la lista de artistas y cantantes que les encargan guitarras es infinita y es que en este taller se respira arte. Porque el oficio de lutier, sin duda, lo es.

Vídeos de Sociedad