Preocupación por el desbordamiento del río Júcar

  • Agencia Atlas
El río Júcar sorprendía a los conductores que circulaban esta mañana por la A7. Crecía el río y también el miedo a quedarse atrapado. Pronto, el río comenzó a cubrirlo todo en Albarique, un pueblo con los accesos cortados al que ya es imposible entrar sin ponerse en riesgo. Y comienzan ya los primeros rescates de vecinos atrapados en sus casas. Otros prefieren irse a zonas más seguras, antes de que el agua les impida salir

Vídeos de Sociedad