Girona intenta recuperarse del temporal

  • Agencia Atlas
Girona despertaba dispuesta a intentar borrar las huellas de la borrasca "Gloria". El agua entró sin remedio en garajes, locales y restaurantes cercanos al río. La jugarreta del Ter dejó a la ciudad hasta sin polideportivo, con metro y medio de agua en la cancha. Con 500 municipios y más de 15.000 hectáreas afectadas, el Govern habla de unos 20 millones de euros para reparar carreteras del interior y reconstruir el litoral catalán. En Blanes ya han empezado a reparar el dique del puerto después de que la fuerza del oleaje lo destruyera. El río Ter ha arrastrado su destrucción hasta la costa, llenándola de desperdicios, árboles y piedras. Su desembocadura es el triste reflejo de las devastadoras consecuencias del temporal.

Vídeos de Sociedad