Vivir enfrente de Auschwitz

  • Agencia Atlas
Los vecinos de Oswiecim, a un kilómetro de Auschwitz, ya no tienen miedo a abrir sus ventanas: "Yo tenía 12 o 13 años y recuerdo que veía desde aquí  la columna de humo, el olor era insoportable, especialmente cuando el viento soplaba en esta dirección". Daniela, de 89 años, tiene grabada en su memoria ese olor. Y un sonido, el más cruel que ha escuchado en su vida: "Los nazis forzaban a los músicos judíos a tocar mientras torturaban para amortiguar los gritos, los perros ladraban. Era como el infierno". Bárbara lleva tres generaciones viviendo aquí, en su casa permanecen inalterables recuerdos de aquella época. En este pueblo, a las afueras del campo de exterminio, convivieron con los oficiales nazis. "El doctor Mengele, el que seleccionaba niños para sus experimentos, vivía en mi bloque". Los vecinos de Oswiecim continúan sus vidas, pero no olvidan que a 1 kilómetro de sus casas, en Auschwitz, los nazis asesinaron a un millón de judíos. -Redacción-

Vídeos de Sociedad