Crece el recelo contra la comunidad china por el coronavirus

  • Agencia Atlas
Aviso de un vecino de Granada a los servicios de emergencia. Se encuentra mal y pide una ambulancia. Quien llama y otro paciente son de nacionalidad china y los sanitarios les atienden con trajes especiales. Es una patología leve, nada que ver con el coronavirus. Una imagen que da idea de la inquietud que genera la enfermedad. Por eso, el Gobierno insiste en evitar el recelo hacia la comunidad china. Un restaurante asiático también nota esa inquietud y ahora tiene menos clientes. En el País Vasco, algunos colectivos de ciudadanos chinos han iniciado voluntariamente un confinamiento de 15 días si han viajado a China. Para evitar susceptibilidades y en redes se ha impulsado una campaña: "No soy un virus". En  Madrid, un modelo desfiló en la pasarela este fin de semana con el mensaje "I am not a virus". Por todo el mundo se expande la solidaridad hacia la comunidad china. -Redacción-

Vídeos de Sociedad