La inestabilidad del terreno obliga a suspender la búsqueda en el vertedero de Zaldibar

  • Agencia Atlas
A su tío Alberto Sololuze, uno de los trabajadores atrapados en el vertedero de Zaldibar, le preocupaba enormemente la situación del vertedero. Les hablaba de "una trampa" y de que "en cualquier momento podía pasar una desgracia". Solo le quedaba un año para jubilarse lo que aumenta más la rabia y la impotencia de su familia después de cuatro días de una agonía y un dolor insoportables. Solo tienen la promesa de reanudar la búsqueda, aunque de momento se han paralizado los trabajos porque los geólogos alertan del peligro de la inestabilidad del terreno. Además, en breve se va a construir un muro de contención en la calzada de la A-8 (de 6 metros de alto por 50 de largo) que evite más derrumbes. También un incendio imparable y el peligro del amianto están provocando una indignación irrespirable. Todos en Zaldibar, Ermua o Eibar, las localidades afectadas por el derrumbe, hablan de las irregularidades de este vertedero y esta tarde mostrarán su enfado en una gran concentración.

Vídeos de Sociedad