El campo andaluz, en pie

  • Agencia Atlas
Ayer fue Córdoba, y Málaga...Hoy Lucena, también en Córdoba, y Cádiz. El campo es para Andalucía, como el vino a La Rioja, o el marisco a Galicia. Y los olivareros, indignados, gritan, orgullosos, que su aceite es el mejor. Y todos sabemos que así es. Por eso es aún más incomprensible que no se pueda vivir de su elaboración. Sorprende que lo que les paguen por su producto, sea menos de lo que cuesta producirlo. La competencia de terceros paises, la propia subida en los costes de producción, la voracidad de los grandes distribuidores, o la subida del salario minimo, están detrás del problema. Incluso denuncian que se está engañando al consumidor, al etiquetar como aceites de primera, virgen extra, con mezclas que nada tienen que ver con ese "oro líquido". Los agricultores no van a parar con sus protestas. No pueden hacerlo. Porque no les queda otra salida. El olivo, nuestro olivo, así...no es rentable

Vídeos de Sociedad