Detienen a 11 personas por un presunto delito de estafa

  • EuropaPress
Agentes de la Policía Nacional han detenido a 11 personas como presuntas responsables de delitos de estafa continuado y pertenencia a grupo criminal por defraudar más de 350.000 euros adquiriendo teléfonos de alta gama. Creaban empresas y después obtenían móviles financiados que inmediatamente eran vendidos a los receptadores, que los colocaban en dos establecimientos de telefonía. Además, consiguieron las claves de acceso a los sistemas de una compañía.