Pekín es una ciudad fantasma casi tres meses después del primer caso de coronavirus

  • Agencia Atlas
China está a punto de entrar en el tercer mes desde que comenzó a expandirse el coronavirus. Los economistas estiman que la economía del país va a ralentizarse, probablemente bajando entre un 3% y un 6% en comparación con el trimestre pasado. La producción de las empresas se ha ralentizado debido a que hay menos trabajadores. Las personas comienzan a volver a la ciudad, donde se ven más coches en las calles, algo que refleja que Pekín puede estar volviendo a la normalidad. El virus ha contagiado a muchas personas, convirtiéndose en una de las crisis más serias de sanidad a la que se ha enfrentado China en los últimos meses.

Vídeos de Sociedad