El nuevo decreto paraliza las actividades no esenciales

  • EuropaPress
El Consejo de Ministros ha aprobado un decreto por el que se paralizan las actividades no esenciales desde este lunes, 30 de marzo, hasta el próximo jueves 9 de abril, para frenar la propagación del Covid-19. Se trata de un permiso retribuido recuperable, por lo que los trabajadores no perderán su salario, pero tendrán que recuperar las horas tras el estado de alarma. En cambio, las empresas de servicios indispensables continúan con su labor, siguiendo las medidas de seguridad y trabajando bajo mínimos. Esta paralización, que supone un endurecimiento del estado de alarma, es para el Gobierno una medida absolutamente excepcional a la par que necesaria, para frenar el contagio del virus.