Las hermandades del Martes Santo reciben ofrendas de los fieles en sus Iglesias

  • EuropaPress
Este peculiar Martes Santo, ha dejado a la ciudad de Sevilla sin las ocho hermandades que debían llenar hoy sus calles de fe y devoción. La hermandad de San Benito, que no ha podido realizar su estación de penitencia debido al estado de alarma, ha sido homenajeada a las puertas de su iglesia con velas, estampas de sus titulares y una marcha procesional muy vinculada a la cofradía, que ha puesto un agente de la policía local desde su vehículo. Los fieles de la hermandad de San Esteban han llevado ofrendas florales a la ventana de su iglesia, por donde hasta ahora solo se podía contemplar el perfil del Cristo de Salud, pero que hoy han decidido girar hacia la calle para poder ser visto por todo aquel que pase. Los ciudadanos intentan acostumbrarse a esta estampa inédita en Semana Santa, pero a pesar de no haber pasos en las calles la fe se mantiene intacta.